abril 14, 2024 22:50

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 14, 2024 22:50

Redacción/CAMBIO 22 

Al menos 10 personas que fueron asesinadas por elementos del Ejército Mexicano y la Guardia Nacional durante el operativo de captura de Ovidio Guzmán López ya fueron identificadas y entregadas a sus familias.

Las autoridades informaron que estos 10 hombres vestían ropa estilo militar y equipo táctico, por lo que al parecer formaban parte de la célula de sicarios que fueron a intentar rescatar al hijo del Chapo Guzmán.

Las víctimas fueron identificadas como Jesús N, Jesús Antonio B, José Antonio R, Eduardo B, Andry Roberto, Adrián Alonso, Raúl, Mauricio Jesús S, Rey Miguel L. y Juan Alberto.

Esta última persona es un menor de 14 años, quien vestía indumentaria táctica y peto táctico. Era originario de la comunidad de Paredones.

La información indica que los cuerpos de estas personas fueron trasladados por el Ejército al Servicio Médico Forense, donde los familiares comenzaron a acudir el viernes para tratar de identificarlos.

Según los informes, fue la señora Griselda López Pérez, madre de Ovidio, quien se hizo cargo de la mayor parte de los gastos del funeral de los hombres que acudieron a defender a su hijo.

“La señora Gris habló con las funerarias para hacerse cargo de los gastos del hombre que estuvo en la balacera en Jesús María”, indica el testimonio recogido.

Tres días después de que Jesús María, Culiacán y otras regiones de Sinaloa se convirtieran en campos de batalla por la captura de Ovidio Guzmán López, El Ratón, las autoridades identificaron a por lo menos diez de los presuntos sicarios abatidos por fuerzas militares.

Según reportaron medios con presencia en el estado, entre los civiles que se enfrentaron al Ejército y la Guardia Nacional y perdieron la vida estaba un joven de 14 años, originario de la comunidad de Paredones.

Jesús “N”, Jesús Antonio “B”, José Antonio “R”, Eduardo “B”, Andry Roberto, Adrián Alonso, Raúl, Mauricio Jesús “S”, Rey Miguel “L” y Juan Alberto son los nombres de los supuestos pistoleros identificados por sus familias en el Servicio Médico Forense (Semefo) local. El último de la lista es quien, aparentemente, era menor de edad.

Los informes preliminares citados por la prensa especificaron que todos portaban ropa de tipo militar y equipo táctico.

Sumado a ello, algunas declaraciones de habitantes de Jesús María, donde El Ratón fue capturado y tenía su domicilio, especificaron que Griselda López Pérez, madre de Ovidio Guzmán, sería quien absorbería los gastos funerarios de los sicarios que enfrentaron a las Fuerzas Armadas.

“La señora Gris habló a las funerarias para hacerse cargo de gastos, de quien estuvo en la balacera de Jesús María”, indicó un testimonio citado por El Sol de Sinaloa.

De manera adicional, una mujer que se identificó como una de las tías de Ovidio Guzmán ofreció una breve entrevista para Milenio y lamentó su detención, y auguró que sin él, las cosas cambiarían radicalmente en la comunidad.

“Lo están extrañando ya, porque dicen que sin él los trabajos no van a ser igual, ya van a tener que salir a buscar a otros lugares trabajo y no crea que aquí en Jesús María nada más, lo que es todos los alrededores, todas las comisarías, a ellos también ayudaban”, señaló la mujer de nombre Martha en la conversación. “Le aseguro: tuvieron más ayuda de él que del gobierno, ¿y ahora qué vamos a hacer?”, agregó.

Quién es Griselda López Pérez

Fuera de los informes emitidos por el gobierno de Estados Unidos, poco se conoce sobre Griselda López Pérez. Un documento en el que la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) la identificó como operadora del Cártel de Sinaloa establece que nació el 19 de agosto de 1959. Al momento en que El Ratón fue recapturado, tenía 63 años.

Es la segunda mujer que contrajo nupcias con Joaquín El Chapo Guzmán Loera. De ese matrimonio nacieron cuatro hijos: Ovidio, Joaquín, Griselda Guadalupe y Édgar. Este último fue asesinado a tiros en Culiacán en 2008 accidentalmente por gente del Chapo en medio de la guerra con el cártel de los Beltrán Leyva.

En mayo de 2010, Karla Pérez Rojo, como también se ha hecho llamar, fue localizada y capturada por las autoridades en un domicilio de Culiacán.

Desde ahí fue trasladada hasta la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SIEDO). El motivo de su detención fue que los montos registrados en el sistema financiero eran superiores a sus ingresos reportados a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

No estuvo detenida más de un día, pues quedó en libertad “bajo las reservas de ley” tras rendir su declaración ante el agente del Ministerio Público. Desde entonces se desconoce su paradero, dado que se ha mantenido prófuga de la justicia.

A pesar de esto, los testimonios recogidos tras el “jueves negro” apuntarían a que tiene un contacto cercano con la comunidad de Jesús María.

Dos años después, en 2012, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos la identificó como una pieza fundamental en el esquema de operaciones del cártel encabezado por el Chapo.

En el organigrama criminal también apareció María Alejandrina Salazar Hernández, la primera esposa de Joaquín Guzmán Loera y progenitora de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, medio hermano de Ovidio y “el hijo más poderoso” del capo.

 

 

Fuente Agencias

[email protected]

MRM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com