marzo 2, 2024 21:26

17.016 MXN

Renán Castro Madera, Director General

Francisco Hernández/CAMBIO 22

CHETUMAL, 28 de junio.- Debido a las inconsistencias detectadas en las valoraciones realizadas por la Comisión Especial que revisó los perfiles y documentos de los 25 aspirantes registrados, la Junta Directiva de la Universidad Autónoma de Quintana Roo (Uqroo) rechazó la terna de candidatos a la rectoría para el período 2023-2027 que le fue presentada, la cual estaba conformada por los profesionistas Víctor Andrés Gáber Bustillos, Lucelly Marianela Roldán Carrillo y Tirso Juan Ordaz Coral, por lo que le instruyó que reponga la evaluación de los perfiles y le presente una nueva terna en el plazo de 3 días.

La forma sesgada como se determinó esta terna y la manera como se dio a conocer, mediante una filtración extraoficial realizada por un integrante de la propia Comisión Especial, causó la inconformidad de los integrantes de la Junta Directiva, máximo órgano de gobierno de la institución de educación superior, por la patente demostración del manoseo y la intervención de grupos políticos y empresariales externos a la comunidad universitaria en un intento de condicionarle el nombramiento del próximo rector.

La Junta Directiva dio a conocer su terminante decisión, que pareciera mostrar la intención de hacer valer la recién legalizada autonomía de la universidad, mediante un comunicado que se emitió este miércoles, día en que debía comenzar la consulta a la comunidad universitaria y la sociedad en general sobre sus opiniones acerca de los candidatos.

En el comunicado, el órgano de gobierno universitario indica que el pasado 20 de junio, la Comisión Especial, encargada de proponer la terna de aspirantes a la Rectoría, entregó a la Junta Directiva el acta con los resultados de su trabajo, con la propuesta de terna integrada por el Dr. Víctor Andrés Gáber Bustillos, el Mtro. Tirso Juan Ordaz Coral, y la Dra. Lucelly Marianela Roldán Carrillo.

Posteriormente, el 27 de junio, la Junta Directiva, reunida en sesión ordinaria, analizó la sustentación de la terna propuesta por la Comisión Especial, la contrastó con la documentación disponible acerca de todas y todos los aspirantes registrados, “y tomó la decisión de no validar la propuesta enviada por considerarla claramente inconsistente con los criterios de evaluación establecidos en el artículo 24 del Reglamento de la Junta Directiva y los apartados VIII y IX de la convocatoria”.

En consecuencia, el de hoy, 28 de junio, la Junta Directiva notificó por escrito su decisión a la Comisión Especial “y la instruyó para que, en el plazo establecido en el artículo 26 del Reglamento de la Junta Directiva, reconsidere en su totalidad la terna propuesta, teniendo en cuenta rigurosamente los méritos académicos, la experiencia y la calidad de los planes de trabajo de las y los aspirantes registrados”.

“Como resultado de la situación arriba descrita, la H. Junta Directiva deberá realizar ajustes en el calendario de la convocatoria, los cuales se anunciarán oportunamente una vez que la etapa de validación de la terna haya concluido.

En ningún caso, los ajustes afectarán el compromiso de concluir el proceso a más tardar el 15 de agosto de 2023, de acuerdo con la fecha establecida inicialmente en la convocatoria”, finaliza el comunicado.

Cabe mencionar que los apartados VIII y IX de la convocatoria a los que se refiera la Junta Directiva indica que la Comisión Especial debió evaluar a todos los aspirantes inscritos, de manera integral, tomando en cuenta los siguientes aspectos:

  1. El cumplimiento de los requisitos establecidos en el artículo 24 de la Ley Orgánica.
  2. El currículum vitae y la trayectoria profesional.
  3. La calidad y viabilidad de las propuestas del plan de trabajo para el período rectoral.
  4. La experiencia en cargos de dirección.
  5. El nivel de conocimiento acerca del funcionamiento de la Universidad y/o de instituciones de educación superior.
  6. El prestigio personal y la integridad moral.

Y el artículo 26 del Reglamento de la Junta Directiva, también referido en el comunicado, establece que:

“La Junta Directiva podrá solicitar a la Comisión Especial una reconsideración parcial o total de la terna enviada en caso de que exista evidencia de algún conflicto de interés o de que el procedimiento no se realizó rigurosamente de acuerdo con lo establecido en el artículo 23 y 24 de este Reglamento. La Comisión Especial dispondrá de un plazo máximo de tres días hábiles a partir de la fecha de notificación para responder las observaciones de la Junta Directiva”.

Por la misma situación, en caso de existir conflicto con lo que le presente la Comisión Especial, la Junta Directiva podrá emitir una nueva convocatoria, o, en caso extremo, hacer uso de su facultad de resolver, en última instancia y en definitiva, los conflictos que se presenten entre las distintas autoridades universitarias, y designar directamente al rector.

Pretendieron sesgar la designación

Como ya había advertido este medio informativo, la terna que se presentó estaba sesgada a favorecer a una persona, porque dos de los perfiles mostraban una muy reducida experiencia profesional en la academia, la investigación y la administración comparada con aquélla, e inclusive por debajo de varios perfiles de aspirantes eliminados por la Comisión Especial, sobre todo de los integrantes de la comunidad universitaria.

Basta recordar que Víctor Gáber Bustillos es el Coordinador de la Unidad Académica de la Uqroo en Cancún y dentro de la universidad se le considera como el candidato del rector saliente, Francisco López Mena.

Su experiencia y preparación no es mayor que la de otros aspirantes universitarios que fueron eliminados por la Comisión Especial, pues además de tener un doctorado por una academia, no por una universidad reconocida, fuera de la actividad docente sus principales experiencias son en el ramo de la publicidad.

Y es en este ámbito que Gáber Bustillos se ha vinculado al PAN, anteriormente, y ahora al PVEM, no obstante lo cual se le conoce principalmente por ser leal servidor del rector López Mena.

En el caso de Lucelly Roldán Carrillo, se le considera como una propuesta del anterior rector Ángel Rivero Palomo, actual Secretario Particular de la gobernadora del estado, Mara Lezama Espinosa, quien la protegió durante su rectorado como su asesora cultural y la impulsó como Directora General de Investigación y Posgrado la Uqroo.

No obstante, fuera de esa experiencia directiva en la institución, la otra en la que destaca es la de haber sido directora del Zoológico de Chetumal durante el gobierno de la alcaldesa Cora Amalia Castilla Madrid, de 2005 a 2006.

Por lo anterior, se considera que los anteriores profesionistas sólo habían sido puestos como comparsas del favorito para ocupar el cargo de rector, que en este caso era Tirso Ordaz Coral, porque además de que cuenta con un currículum más amplio que el de los otros dos candidatos, tiene experiencia como rector en la Universidad Tecnológica de Cancún de 2002 al 2008, rector de la Universidad de la Riviera Maya de 2008 al 2013, y rector de la Unicaribe, del 2013 al 2017, además de que es conocido por la gobernadora Mara Lezama Espinosa, por lo que internamente lo consideraban el perfil impulsado por su gobierno.

No obstante, al parecer fue mayor el favoritismo que le quisieron dar los representantes empresariales incluidos en la Comisión Especial en representación del Patronato y el Consejo Social de la Uqroo, por el que quisieron entregar una terna sesgada a la Junta Directiva que condicionara y predeterminara el nombramiento de rector, lo cual fue claramente detectado por los miembros del órgano de gobierno universitario.

Abonó a incrementar la inconformidad de la Junta Directiva que la terna fue filtrada extraoficialmente mediante el periódico del que es dueño uno de los miembros de la Comisión Especial, Luis Antonio Contreras Castillo, quien forma parte de dicho grupo como representante del Patronato, sin esperar a que la propia institución la diera a conocer oficialmente.

Ahora bien, hay que saber quiénes son los demás integrantes de la Comisión Especial, cuya objetividad ha quedado seriamente en duda con este rechazo: por el Consejo Universitario están Lucinda Arroyo Arcos, Antonio Higuera Bonfíl y Erika Jaquelinne Briceño Te, que son miembros de la comunidad universitaria; por el Patronato participan el susodicho Luis Antonio Contreras Castillo Ricardo Gabriel Alvarado Guerrero, constructor de Cancún, y Juana Ávila Hernández, empresaria turística; mientras que por el Consejo Social están Eloy Quintal Jiménez, constructor y exdirigente de la Canaco y el Consejo Coordinador Empresarial del sur del estado; Alma Rosa Ek Martínez, exregidora de Felipe Carrillo Puerto; y Denisse Georgette Silva Sánchez, estudiante de Derecho y consejera universitaria.

En tanto, la Junta Directiva de la Uqroo está integrada de la siguiente manera: Dr. Enrique Baltar Rodríguez, presidente; Dra. Pilar Barradas Miranda, secretaria; Mtra. María Isabel Hernández Romero; Mtro. Salvador Bringas Estrada; Dr. Alfonso González Damián, todos estos académicos de la universidad; Lic. Ángel Enrique Aguilar Núñez, notario de Chetumal; Lic. Liliana Bravo Mena, presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de la Riviera Maya; Lic. Déborah Angulo Villanueva, empresaria hotelera de Chetumal; y Lic. Luis M. Cámara Patrón, notario de Cancún.

 

 

[email protected]

JFCB

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com