Graciela machuca Martínez/CAMBIO 22

**La Policía Estatal detuvo arbitrariamente y con uso excesivo de la fuerza pública al empresario Jonathán Barragán y a uno de sus empleados, por equivocación, sin embargo, los golpearon, les pusieron bolsas en la cabeza, mientras hacían disparos al aire.

**El Registro Nacional del Delito de Tortura de la Fiscalía General de la República (FGR), documenta los casos; del primero de enero de 2018 al 31 de marzo de 2023, en Quintana Roo se han documentado 785 casos de tortura, lo que representa el 7.9% a nivel nacional y 70 casos de tratos crueles, el 47.3 por ciento, por lo que ocupa el primer lugar en todo México.
**La burocracia para defender derechos humanos en Quintana Roo es grande, pero los resultados no se ven, a pesar del multimillonario presupuesto que ejercen.

Mientras la delincuencia actúa a su antojo por cualquier rincón del estado, la Policía de Quintana Roo va de tumbo en tumbo demostrando su incapacidad y violando sistemáticamente derechos humanos, como sucedió la semana pasada en Chetumal cuando tripulantes de varias patrullas detuvieron, producto de su ineficacia, al empresario Jonathán Barragán cuando se trasladaba, en compañía de uno de sus empleados a bordo de un automóvil.

La falta de eficacia en la aplicación de sus protocolos de actuación a los uniformados se les hizo fácil detener a Barragán y acompañante, simplemente porque procedían de la misma zona donde minutos antes se había cometido un crimen.

A pesar de que la equivocación era evidente los detuvieron con uso excesivo de la fuerza, los golpearon, les colocaron bolsas de plástico en la cabeza y después al empresario Jonathán Barragán le vendaron los ojos. Lo que representa presuntos delitos de tortura, violación a sus derechos humanos, abuso de autoridad entre muchas otras irregularidades.


En el fraccionamiento Villas de Oxtankah, minutos antes se había cometido un asesinato, pero cuando se efectuó la detención, Barragán salía de un predio de su propiedad que también se llama Villas Oxtankah.

Después de la violenta detención y los tratos crueles, inhumanos y degradantes, fueron pues a disposición del Ministerio Público como presuntos responsables de un homicidio, mientras los asesinos se daban a la fuga.

La violencia con que actuaron los policías de la patrulla 12292 de la Policía Estatal de Quintana Roo llegó a tal grado que le apuntaron con sus armas a un grupo de personas que estaban en un restaurant, por lo que se generó el pánico y salieron huyendo del lugar, ante el temor que los policías les dispararan, a pesar que ya estaban en el restaurant.

Pero antes ya había hecho disparos al aire cuando se dio la detención y golpeaban a los detenidos, a quienes amenazaban con dispararles.


Asimismo, de acuerdo con la familia de Barragán, los oficiales se llevaron el auto del empresario, no sin antes golpearlo, señalando que los elementos de la patrulla 12292 fueron los responsables de tales actos.

Este acto de violación a derechos humanos de un par de ciudadanos que estaban laborando, permitió que los autores del homicidio se dieran a la fuga, porque la policía actúa con negligencia al detener a las personas equivocadas.

En declaraciones al medio de comunicación Urbano Z Noticias, un día después, al ser liberado por la Fiscalía General del Estado, al no encontrar elementos para ponerlo a disposición de un juez, Jonathán Barragán, reconoce el trabajo de la Fiscalía, cuyo personal realizó su trabajo “de manera adecuada al realizar una investigación profunda de los videos, de peritajes y todo lo que ha hecho y al final de cuentas, como siempre, nos da la razón, por eso nos da ahorita la libertad, van a llevar una investigación todavía, más a fondo porque todavía hay detalles que cumplir, pero ya estamos libres, no hay un delito por perseguir, no estamos involucrados en nada, como se está comentando en redes sociales.

Nosotros somos gente derecha, gente de trabajo”.

Comentó que cuando circulaba por la calle Centenario se da cuenta que viene una patrulla detrás de él y como lleva encendidos los códigos se hace a un lado para darle paso, pero se paran junto a él y se bajan los policías, apuntándole con sus armas. Como estaba mal estacionado les dice que se estacionará bien, lo cual hace y cuando desciende del vehículo lo empiezan a golpear al igual que a su acompañante.

“Nos pegaron en las espaldas, nos pegan acá en la cabeza, nos rompieron la cabeza, a Jorge, el chico que nos acompaña como mesero, igual lo azotaron en el carro, nos embolsaron”.

Le tuvieron que quitar la bolsa de la cabeza porque ya no podía respirar, “estábamos a 40 grados”. Después le vendaron los ojos para después llevarlos a las instalaciones de Seguridad Pública.

Al salir de la Fiscalía en compañía de su abogado, dijo que procederá penalmente contra los policías y denunciará ante las instancias respectivas la violación a sus derechos humanos de la cual fue víctima.

LA BUROCRACIA DE LOS DERECHOS HUMANOS EN QUINTANA ROO

Este es solo un caso de los cientos de casos de tortura y violencia policial que existen en Quintana Roo, mismos que para la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo pasan desapercibidos y sí llega a integrar expedientes de quejas, es solo para archivarlos y justificarse con algunas recomendaciones, las cuales, ninguna institución acata, con lo que justifica su salario el Primer Visitador con funciones de presidente, Felipe Nieto Bastida.

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo debe ser auditada, no solo en el presupuesto que para 2023 el Congreso le asignó 64 millones de pesos, sino también en el desempeño de sus funciones establecidas en la ley, porque la falta de titular no es pretexto para que se haya convertido en una institución que solo hace las veces de una ventanilla de quejas, pero que no está demostrando su tarea de investigar las violaciones como se lo mandata la Constitución Federal.

En tanto, la Comisión de Derechos Humanos del Congreso del Estado ha decidido no mover un dedo para legislar en la materia, hay que recordar que la resolución judicial pendiente es sobre el desaseado proceso de selección de la persona para presidir esa comisión y no sobre la defensa, promoción y protección de los derechos humanos en la entidad.

En la estructura del gobierno del estado de Quintana Roo existe la Subsecretaría de Derechos Humanos, dependiente de la Secretaría General de Gobierno, ahora a cargo de Milagros Álvarez Vidal.

Recordemos que el pasado 10 de abril de 2023 se reunieron en Chetumal éstas y otras personas burócratas para la Instalación y Primera Sesión Ordinaria del Subcomité Especial de Protección de los Derechos Humanos 2023-2027. El objetivo de esta instancia es la coordinación Interinstitucional para prevenir afectaciones a los derechos humanos, en especial de niñas, niños, adolescentes y personas de grupos vulnerables que viven en situaciones de riesgo social, familiar o judicial.

Además, que existe el Instituto Quintanarroense de la Mujer, la Comisión de Búsqueda de Personas del Estado, la Comisión estatal de Atención a Víctimas, el Sistema para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, todas las demás autoridades, de acuerdo al Artículo Primero de la Constitución Federal, tienen la obligación de proteger, defender, garantizar y promocionar los derechos humanos, pero por los resultados en Quintana Roo, esta tarea que les impone la constitución a nadie les interesa.

QUITANA ROO SE DESTACA A NIVEL NACIONAL POR LOS CASOS DE TORTURA Y TRATOS CRUELES COMETIDOS PRINCIPALMENTE POR LA POLICIA

La Fiscalía General de la República (FGR) opera el Registro Nacional de Delitos de Tortura, del cual dice la herramienta de investigación y de información estadística que incluye los datos sobre todos los casos en los que se denuncie y se investigue los casos de tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes; incluido el número de Víctimas de los mismos, el cual estará integrado por las bases de datos de las Instituciones de Procuración de Justicia, de la Comisión Nacional, de los Organismos de Protección de los Derechos Humanos, la Comisión Ejecutiva y las Comisiones de Atención a Víctimas; así como de los casos que se tramiten ante organismos internacionales de protección de los derechos humanos.

A nivel estatal, desde el 1 de enero de 2018 al 31 de marzo de 2023 se han abierto 9,921 expedientes en el país y los delitos por los que se abrieron estos expedientes ocurrieron principalmente en Ciudad de México 20.4% (2,024), Chihuahua 13.5% (1,341), y Quintana Roo 7.9% (785).

De estos expedientes se han abierto 9,773 por tortura, y 148 por tratos crueles. Los delitos de tortura ocurrieron principalmente en Ciudad de México 20.7% (2,020), Chihuahua 13.7% (1,341) y México 7.3% (716). Mientras que por tratos crueles se concentraron en Quintana Roo 47.3% (70), Nuevo León 25.7% (38) y Tabasco 6.8% (10).

El caso del empresario Jonathán Barragán es solo uno de tantos que ocurren en Quintana Roo, donde la violencia policial sigue llamando la atención, sin olvidar el caso de Victoria, en Tulum, donde policías municipales asesinaron a una mujer de nacionalidad salvadoreña, quien estaba en el país en calidad de refugiada.

[email protected]

LA