Olivia Vázquez/CAMBIO 22

CANCÚN, Q. ROO, 22 de mayo.- Sin energías limpias, el “nearshoring” o reubicación de empresas para producción, corre peligro en la Península de Yucatán y sobre todo en Quintana Roo, así lo señaló Jaime Salazar Figueroa, director de la Expo Eléctrica Internacional que se celebrará en junio próximo en la Ciudad de México y en donde se destacará la participación de compradores del sureste del país.

En un comunicado donde se anuncia la exposición el director señaló que si bien el fenómeno del Nearshoring, que implica la reubicación de empresas más cerca de sus mercados principales, ofrece una oportunidad única para el Sureste de México con Quintana Roo, la falta de un suministro energético confiable puede desalentar a estas empresas a establecerse en la región, independientemente de los incentivos fiscales y otras ventajas ofrecidas.

En este sentido señaló lo que ha venido haciendo el sector empresarial del destino en torno a que la CFE ya está rebasada ante la demanda creciente de energía eléctrica a nivel nacional y que en el caso de Península de Yucatán es evidente.

La falta de planificación adecuada, inversión en infraestructura y desarrollo de la red de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, que hoy se enfrenta, ha resultado en apagones que evidencian la incapacidad de la red para abastecer de manera eficiente a todo el país y el Sureste de México.

Es fundamental, señaló, permitir la participación del sector privado en energías limpias y en ello México debe invertir en la energía limpia para ayudar a satisfacer la creciente demanda energética, y también alinear al país con las tendencias globales hacia la sostenibilidad y la reducción de emisiones de carbono. Además, una red energética robusta y sostenible puede atraer inversiones adicionales y fomentar el desarrollo económico regional.

Una clave para resolver esta crisis es aumentar la inversión en energías limpias, como la energía solar. México es el tercer país con mayor irradiación solar en el mundo, pero solo ocupa el puesto 18 en cuanto a su utilización. Esta disparidad es preocupante y está influenciada por la politización del tema energético, que ha llevado al gobierno a cerrar la puerta a la inversión privada y extranjera en la industria eléctrica.

Sin embargo, la inversión privada no solo extranjera, sino también nacional, puede ser el complemento ideal que requiere México para aumentar la capacidad de generación y distribución de energía. La CFE, en su estado actual, ya no puede mantener un monopolio efectivo ni soportar el crecimiento de la demanda energética del país. En estados como Yucatán y Quintana Roo, la inversión en infraestructura hotelera y restaurantera necesita un suministro energético incremental. Sin un suministro adecuado, el desarrollo económico esperado en estas áreas no se materializará.

En cuanto a la Expo Eléctrica Internacional 2024, que se llevará a cabo del 4 al 6 de junio, en Centro CITIBANAMEX de la Ciudad de México, informó que este evento se dará con la participación de compradores profesionales de la Industria Eléctrica de Quintana Roo sobre todo de Cancún y será un evento de gran magnitud y relevancia para el sector eléctrico. Esta 27 edición contará con la participación de empresas de 24 países, proporcionando una plataforma internacional para el intercambio de conocimientos y oportunidades de negocio.

Durante el evento se realizará el Congreso de Eficiencia Energética”, Congreso de Automatización, Congreso de Transformación digital para la industria, Congreso de la mujer en la industria eléctrica y Congreso de Iluminación en espacios públicos, con 32 conferencias magistrales, y se analizará la situación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La 27 Expo Eléctrica Internacional está lista para desencadenar una significativa derrama económica, estimada entre 650 millones y mil millones de pesos y se espera la asistencia de alrededor de 40 mil compradores profesionales de todo el país y de la Península de Yucatán  durante los tres días de Exposición. Esta alta participación augura el cierre de entre cinco mil y 7,500 operaciones de negocios de importancia, de las cuales muchas serán para los compradores profesionales de Quintana Roo y Cancún sobre todo.

 

o.vazquez@diariocambio22.mx

JFCB