Redacción/CAMBIO 22

El presidente Vladimir Putin arremetió contra los rusos de la clase alta que apoyan a Occidente en el marco de la invasión a Ucrania.

Durante una reunión con ministros, realizada el miércoles, Putin acusó a Occidente de buscar una “quinta columna” de rusos desleales a su país para causar división y temor ante las sanciones económicas impuestas.

Por supuesto que ellos (Occidente) intentarán apostar por la llamada quinta columna, a los traidores, a los que ganan su dinero aquí, pero viven allá. Viven, no en el sentido geográfico, sino en el sentido de su pensamientos, su pensamiento servil”, dijo.

De acuerdo con el presidente los rusos afines a Occidente buscan pertenecer a una casta, a una raza.

Esa gente está lista para vender a su propia madre para que les sea permitido sentarse en el vestíbulo de su alta casta. Quieren ser de esa casta, imitarla en cada forma posible”, acusó.

A pesar de ello, adelantó, dentro de Rusia se sabrá diferenciar a “la escoria y los traidores” de los patriotas, con lo que se procederá a una “autolimpieza natural”.

Cualquier pueblo, y especialmente el pueblo ruso, siempre podrá distinguir a los verdaderos patriotas de la escoria y los traidores, y simplemente escupirlos como un mosquito que accidentalmente voló a sus bocas”, expuso.

Tras las polémicas declaraciones, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, respaldó este jueves al presidente Putin.

Muchas personas se proyectan, hablando en ruso, como traidores. En tiempos tan difíciles y situaciones tan emotivas como las actuales, mucha gente muestra su esencia. Ellos mismos desaparecen de nuestras vidas”, consideró.

Peskov aseguró que el proceso de “limpieza” de la sociedad tiene lugar por decantación natural, “algunos violan las leyes y son castigados por eso en correspondencia con los veredictos de las cortes”.

El inicio de la llamada “operación especial militar” rusa en Ucrania, rechazada por la comunidad internacional, también incrementó las tensiones dentro de la propia Rusia, en la que miles de personas han salido a las calles a protestar y cientos de personalidades han expresado su desacuerdo con esta conflagración.

Las autoridades rusas han respondido con la aprobación de una ley que castiga con graves multas y penas de prisión la difusión de “información falsa” sobre las Fuerzas Armadas y los llamamientos a adoptar sanciones contra el país.

Las declaraciones de Putin han reavivado en la sociedad rusa el temor al fantasma de las purgas estalinistas, un trauma que perdura pese a que han pasado casi siete décadas desde la muerte del dictador soviético.

 

Con información de EFE

 

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre