► Durante los operativos que llevaron a cabo no detectaron su venta ► Artículos prohibidos pudieron haber ingresado por la frontera con Belice como ocurrió el año pasado

Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 2 de enero.- La dirección de Protección Civil en el municipio de Othón P. Blanco, aseguró que la pirotecnia explosiva que se utilizó durante las celebraciones de fin de año se adquirió de manera ilegal o fue producto de la venta clandestina que se hizo a través de las redes sociales y que no se pudo controlar.

Así lo comentó el titular de esta área de la comuna capitalina Pedro Santos Chuc, quien dijo que durante los operativos que llevaron a cabo no detectaron la venta de artículos prohibidos, ni en los puestos instalados en diversos puntos de la ciudad y menos en los comercios que contaban con los permisos que expidió el ayuntamiento para tal actividad.

“Nosotros como informamos previamente intensificamos la vigilancia para impedir que se comercializara pirotecnia explosiva, supervisamos todos los puestos y los negocios que tramitaron sus permisos y no logramos detectar que estuvieran comercializando este tipo de productos, por lo que se tuvo que haber adquirido de manera ilegal en las redes sociales o con quien actuó de manera clandestina; esta mercancía no dudamos que sea la que entró de contrabando por la frontera con Belice, donde se ingresa este tipo de pirotecnia peligrosa para su venta.”

Detalló que se registraron más de 130 llamadas denunciando el uso de pirotecnia prohibida por las autoridades, mismas que se atendieron de manera oportuna, pero sin lograr ubicar a los responsables ya que al momento de detectar la presencia de las patrullas o de personal de Protección Civil, se resguardaban en el interior de sus hogares.

Indicó que como parte de las estrategias que se pusieron en marcha para ejercer un mayor control, se implementó vigilancia también en el filtro de entrada a la ciudad, con la finalidad de impedir el acceso de este tipo de mercancías, contando con el apoyo de personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la Guardia Nacional.

“La policía tuvo la encomienda de aplicar vigilancia en el filtro que está a la entrada para poder detectar el ingreso de este tipo de producto o para saber desde donde entra, pero no se logró detener ningún vehículo o hacer decomisos, ahí estuvo personal de la secretaría de seguridad ciudadana y de la Guardia Nacional y en la ribera del río Hondo también hubo patrullaje por parte de autoridades federales como la Sedena y la Secretaría de Marina, para frenar el contrabando que se da como cada año.”

Añadió que los operativos no han llegado a su fin, ya que éstos permanecerán hasta el próximo 6 de enero ante la celebración del Día de Reyes, para posteriormente emitir el parte final y entonces sí, dar por finalizada la vigilancia que comenzó desde el pasado 10 de diciembre.

 

 

[email protected]

JFCB