• Enfrentan muchas necesidades para poder mejorar la producción de miel

  • La inflación, huracanes, inundaciones y la deforestación, son los factores que más les han afectado

 

Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 27 de noviembre.- Un grupo de productores apícolas, lograron reunirse con funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (SEDARPE) donde plantearon las necesidades que tienen, con la esperanza de que sean considerados en el próximo presupuesto del 2024 y les puedan otorgar los apoyos que requieren para mejorar su producción.

Ya ha sido precisamente la falta de programas gubernamentales, que hoy esta actividad se encuentra en decadencia y a punto de extinguirse, por lo que han recurrido a pedir respaldo del gobierno del estado a través de la Sedarpe para mantener la apicultura y que la producción de miel no se acabe.

“Son muchas las necesidades que hay y que hacen que la apicultura esté en una situación bastante delicada y ante la falta de medios y recursos son muchos los productores que han ido abandonando las colmenas, entonces sí requerimos de que nos atiendan y nos puedan dar ese impulso que pedimos para que la actividad pues no se pierda, sobre todo en las comunidades rurales donde muchas familias dependen de esto para subsistir y no nos queda más que esperar que nos apoyen y que haya presupuesto para el siguiente año” externó Sergio Portillo.

Indicaron que es urgente mejorar los sistemas de comercialización y de diversificación de la actividad, así como actualizar las técnicas de producción y administración del proceso productivo por parte de los apicultores, para poder obtener la calidad de miel que el mercado exige y solamente con apoyos, capacitación y orientación para caracterizar la miel, podrían lograrlo.

La producción de miel en el sur del estado, generaba hasta hace unos años una importante derrama económica a los apicultores, como resultado del alto consumo y la exportación a diversos países que hacían del endulzante, pero en los últimos años, no solo se ha carecido de apoyos, sino que hay factores como la inflación y las contingencias ambientales junto con la deforestación que han impactado a la apicultura, por lo que se ven obligados a clamar por ayuda.

“Nadie se ha salvado de la inflación, también la estamos padeciendo en el incremento de los precios de los insumos que necesitamos y ni que decir de los huracanes, inundaciones y la deforestación que nos han pegado también con una baja o nula producción de néctar, entonces pues si es importante que se apoye a nuestro sector para que la actividad continúe y se sigan produciendo más de 2 mil toneladas de miel.”

El comité del Sistema Producto Apícola de Quintana Roo, estima que existen alrededor de 234 comunidades y 3 mil 600 productores dedicados a esta actividad, integrados en 22 organizaciones sociales con cerca de 101 mil colmenas, 26 centros y subcentros de acopio, de los cuales 14 son de la iniciativa privada y 12 de organizaciones sociales.

 

[email protected]

WhatsApp Telegram
Telegram
Diario Cambio 22 - Península Libre