Yolanda Gutiérrez/CAMBIO 22

ISLA MUJERES, 16 de septiembre.- Aun cuando comienzan a notarse los efectos de septiembre entre los prestadores de diferentes giros, este año la temporada baja no parece arrancar de manera tan drástica como en años anteriores.

Los servidores turísticos coinciden en señalar que este año no se observa un drástico “bajón” en la afluencia de visitantes y confían que este fin de semana se registre un incremento de visitantes, especialmente nacionales, con motivo de las fiestas patrias.

Náuticos, gastronómicos, hoteleros y comerciales en general están seguros que durante lo que resta de septiembre, todo octubre y principios de noviembre la ocupación hotelera se mantendrá en unos niveles aceptables, sin desplomarse.

Mencionaron que a diario arriba un buen número de turistas de pasadía y se aprecian menos visitantes con maletas, pese a lo cual los hoteles del Pueblo Mágico reportan, unos niveles de ocupación superiores, en promedio, al 65%. En este sentido, propietarios de pequeños hoteles familiares consideraron que en sus establecimientos disminuyó considerablemente el número de cuartos ocupados y si las cifras oficiales apuntan a esos niveles es precisamente por la demanda en los “all inclusive”.

Respecto al sector gastronómico, empresarios del ramo indicaron que, al igual que durante toda la temporada alta, la mayor demanda se concentra durante el día en los restaurantes de la playa, mientras que en las noches la clientela acude a los establecimientos de la avenida Hidalgo.

Señalaron que la noche del 15 de septiembre incrementó la demanda de comensales y este viernes se aprecian también más clientes, entre turistas extranjeros, nacionales y familias isleñas que salieron a celebrar un año más la independencia de México.

[email protected]

RHM