La finalidad es prevenir la sobresaturación de embarcaciones y contaminación Rechazan argumento de la Capitanía de Puerto para no evitar que se rebase la capacidad del cuerpo de agua

Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 12 de diciembre.- Los prestadores de servicios turísticos en Bacalar, insistirán en que la Capitanía de Puerto ya no siga otorgando permisos para navegar en la Laguna de los Siete Colores, debido a que desafortunadamente, la autoridad ha hecho caso omiso a las solicitudes que le han hecho llegar, aún con la advertencia de que se está sobre saturando el cuerpo de agua.

Así lo dio a conocer el presidente del Comité de Pueblos Mágicos Nicanor Piña Ugalde, quien aseveró que adicional a esto, tampoco existe una vigilancia estricta que pueda corroborar que todas embarcaciones cuenten con sus permisos vigentes, lo que solo ha propiciado que la cantidad de lanchas, pontones, yates y catamaranes, se duplique durante los fines de semana y periodos vacacionales, siendo un riesgo para el ecosistema lagunar.

“No vamos a quitar el dedo del renglón para que la Capitanía de Puerto ya no siga entregando más permisos de navegación, ya se le ha solicitado de manera reiterativa pero nos ha ignorado y dice que no puede negarlos si quien tramita un permiso cuenta con documentos en regla, pero no toma en cuenta que la laguna está saturada de embarcaciones y siguen dando más y más permisos arriesgando al ecosistema, porque muchos no tienen motores ecológicos y tampoco lo vigila, entonces son los responsables del daño que esto ocasione.”

Reiteró que no es válida la justificación que da la autoridad, al alegar que mientras cumplan con los requisitos no se puede negar un permiso, ya que el riesgo de acabar con la belleza de su principal atractivo es alto y a la larga los principales afectados serán los prestadores de servicios náuticos locales, cuando por los excesos que hoy se toleran se les prohíba a que continúen con la principal fuente de ingresos que tienen en sus hogares.

Explicó que aunque el comité a su cargo y los náuticos han trabajado de manera conjunta para el cuidado de la laguna, no cuentan con facultades para actuar contra la falta de vigilancia por parte de la Capitanía de Puerto, por lo que esperan que con el llamado que también ha realizado el décimo municipio, se pueda poner un freno a esta problemática.

“Lo que más preocupa es condenar a nuestro principal atractivo turístico a que pierda su belleza por este tipo de situaciones como ya ha ocurrido en otros lugares, por eso es necesario tomar cartas en el asunto para protegerla, ya varios han migrado a los motores amigables con el medio ambiente aún con los altos costos que esto implica, pero hay quienes no y que tampoco les interesa y eso es lo que se debe regular y cuidar, porque luego cuando esto cobre la factura los que vivimos aquí seremos los más perjudicados.”

Agregó que se estima que son alrededor de más de 400 embarcaciones las que navegan en ese espejo de agua, pero esta cantidad se incrementa durante los periodos vacacionales y podría representar un serio problema más adelante al rebasar su capacidad.

 

[email protected]

JFCB