Redacción/CAMBIO 22

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez descartó este miércoles su asistencia a la Cumbre de las Américas, “era su intención excluir a varios países”, dijo.

A través de una publicación de su cuenta oficial de Twitter, el mandatario indicó que Estados Unidos había concebido desde un inicio que la Cumbre de las Américas no fuera inclusiva. “Era su intención excluir a varios países, entre ellos #Cuba, a pesar del fuerte reclamo regional a que se le pusiera fin a las exclusiones”, escribió.

Asimismo, Díaz Canel reconoció que el gobierno estadounidense ha estado realizando intensas gestiones con el fin de desmovilizar los reclamos de la mayoría de los países de la región de la Cumbre. “Ha ejercido brutales presiones, a fin de desmovilizar los justos y firmes reclamos de la mayoría de los países de la región”.

El mandatario cubano finalizó agradeciendo a los países que amagaron para que la Cumbre fuera inclusiva. “Compartimos la posición de los líderes de la región que han reclamado con firmeza que todos tienen que ser invitados en pie de igualdad”.

“Como siempre ocurrió en el pasado, la voz de #Cuba se hará escuchar en la IX Cumbre de las Américas”.

AMLO pide no excluir países de la Cumbre de las Américas

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió en una llamada con Biden que invite a “todos los pueblos de América”. “¿Cómo es que convocamos a una Cumbre de las Américas, pero no invitamos a todos? ¿Entonces de dónde son los que no están invitados? ¿De qué continente? ¿De qué galaxia? ¿De qué satélite?”, cuestionó el mandatario mexicano.

El Gobierno estadounidense veía “improbable” invitar a los Gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, países que sí asistieron a la Cumbre de las Américas celebrada en Ciudad de Panamá en 2015.

Estados Unidos no ha confirmado en cambio si invitará al opositor venezolano Juan Guaidó, a quien reconoce como presidente desde 2019.

La IX Cumbre de las Américas, que se celebrará en Los Ángeles del 6 al 10 de junio, será la segunda organizada por Estados Unidos después de la edición original en Miami en 1994, y su objetivo principal es diseñar un pacto migratorio regional.

 

Con información de El Universal

JFCB