► Recopilaron datos críticos sobre áreas propensas a inundaciones y el nivel de agua resultante de eventos extremos como los huracanes

 

Ricardo Jesús Rivas/CAMBIO 22

CHETUMAL, 24 de noviembre. – La Universidad Autónoma de Quintana Roo fue sede de una conferencia para el futuro de Chetumal a cargo del Doctor José Manuel Camacho Sanabria, catedrático de la División de Ciencias, Ingeniería y Tecnología, compartió avances del proyecto de resiliencia comunitaria ante riesgos de inundaciones pluviales, un tema que toca de cerca a los habitantes de la ciudad, mismo que realizó en conjunto con al Doctora Rosalía Chávez Alvarado.

Abordó el proyecto de reducción de riesgo de desastre, planeación y gestión territorial: “Definición de áreas locales críticas prioritarias por inundaciones pluviales (ALCPIPs) en el sector 1 de la ciudad de Chetumal”

El trabajo realizado en diversas colonias de Chetumal. Camacho Sanabria y su equipo, trabajando en estrecha colaboración con la comunidad, han recopilado datos críticos sobre áreas propensas a inundaciones y el nivel de agua resultante de eventos extremos como los huracanes Dean, Janet, Mitch y las inundaciones de los años 2012-2015 y 2022.

La resiliencia, definida como la capacidad de los conjuntos sociales e instituciones para enfrentar adversidades y recuperarse de ellas, es el objetivo principal del estudio. Se busca que los resultados sean un referente para la creación de políticas y estrategias que gestionen el riesgo de desastres por inundaciones en Chetumal y, por extensión, en otras ciudades costeras de Quintana Roo.

Una de las principales dificultades identificadas es la falta de colaboración entre los líderes comunitarios, la academia y las instituciones gubernamentales. Este proyecto es un esfuerzo por cerrar esa brecha, comenzando con la colonia Proterritorio y expandiéndose a otras 20 colonias de Chetumal, con la meta de abarcar toda la ciudad y contribuir al atlas de riesgo local.

La metodología del proyecto es innovadora, proponiendo un análisis hidrográfico que no solo se centre en las zonas inundables, sino que aborde la gestión del agua desde la cuenca alta, con infraestructura que mitigue el flujo desde su origen. Este enfoque integral es crucial para una gestión de riesgo efectiva y para fundamentar decisiones informadas en cuanto a la infraestructura pluvial y sanitaria de la ciudad.

Según Camacho Sanabria, la infraestructura existente, tanto pluvial como sanitaria, es insuficiente. Hizo hincapié en la necesidad de evolucionar de la infraestructura gris tradicional a un modelo que integre espacios verdes y otras soluciones de infraestructura natural para una mejor gestión de las inundaciones.

Este cambio de paradigma está en línea con las tendencias internacionales y se ha visto reforzado por la colaboración con redes como Refor Redes, una red iberoamericana que promueve el intercambio de conocimientos y experiencias en resiliencia y gestión de riesgos.

La conferencia de Camacho Sanabria no solo es una presentación de resultados, sino un llamado a la acción. Instó a los diferentes sectores de la sociedad a unirse en la aplicación de estos conocimientos, poniendo especial énfasis en la importancia de la participación comunitaria en la creación de una Chetumal más resiliente.

El trabajo realizado hasta ahora es un paso significativo en la dirección correcta, pero es claro que aún queda mucho por hacer. La conferencia concluyó con una visión optimista, pero realista, del camino a seguir, subrayando que la resiliencia comunitaria es una tarea de todos y para todos.

 

[email protected]

JFCB

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com