Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 2 de agosto.- El estado de Quintana Roo continúa sumando fallecimientos a consecuencia del llamado “golpe de calor” y que es provocado por las altas temperaturas que se han registrado por el inicio de la canícula, por lo que el Colegio de Médicos en la entidad exhortó a la población a extremar medidas por el intenso calor.

Francisco Lara Uscanga presidente de este organismo colegial, explicó que el número de personas afectadas ha ido en ascenso y que hay mucha preocupación entre el sector médico, debido a que este fenómeno climático podría prolongarse hasta el mes de septiembre y elevar más los casos.

“La condición geográfica de nuestro estado, implica algunas situaciones en estas temporadas donde aumenta la temperatura, el golpe de calor es cuando el cuerpo pierde la capacidad para regular la temperatura, ya que al estar expuesto absorbe demasiado calor y puede perder el conocimiento, deshidratarse y caer en choque y poner en riesgo la vida; las altas temperaturas no ceden y siguen los decesos y por eso es importante tomar precauciones principalmente porque la canícula podría extenderse.”

Detalló que los trabajadores del campo, de la construcción y vendedores ambulantes, así como menores de edad y adultos mayores, son los más expuestos a las altas temperaturas por lo que es vital reforzar cuidados y consumir abundantes líquidos y acudir al centro de salud más cercano en caso de presentar dolor de cabeza, mareos, náuseas, piel roja, caliente y seca, respiración y pulso débil, palidez, fiebre, debilidad muscular y calambres que son los síntomas del golpe de calor y recibir la atención oportuna para prevenir complicaciones en la salud.

De acuerdo a la secretaría de salud federal, en el estado hay 6 decesos y más de 50 personas que han sido afectadas por el intenso calor, lo que es una cifra alarmante, dado que el año pasado en las mismas fechas, únicamente se tenía confirmado a 8 personas afectadas por las altas temperaturas y un fallecimiento.

“Si son cifras que preocupan porque podrían darse más casos, por eso y por el riesgo que representa para los ciudadanos el ascenso de las temperaturas hay que extremar medidas y evitar la exposición directa entre las 11 de la mañana y las 5 de la tarde, refrescarse y consumir la mayor cantidad de agua y tratar de permanecer en lugares frescos para no sufrir el golpe de calor o deshidratarse, lo mismo para las mascotas que igual están expuestos a estos riesgos y que se deben proteger.”

A nivel nacional los casos ascienden a 3 mil 169 y el número de muertes es de 249, donde el 92.4% fueron a consecuencia del golpe de calor y el 7.6% por deshidratación.

 

 

[email protected]

JFCB