mayo 22, 2024 01:13

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 22, 2024 01:13

  • Los países vecinos han discutido anteriormente sobre el tratado de 1944, pero la actual escasez de agua provocada por la sequía es la más grave en casi 30 años y se suma a las tensiones políticas existentes sobre el maíz genéticamente modificado.

Redacción/CAMBIO 22

Grupos agrícolas de Texas advierten sobre una temporada desastrosa para los cítricos y el azúcar, mientras funcionarios mexicanos y estadounidenses intentan resolver una disputa sobre un tratado de agua de décadas de antigüedad que suministra irrigación crítica a los agricultores estadounidenses.

Los países vecinos han discutido anteriormente sobre el tratado de 1944, pero la actual escasez de agua provocada por la sequía es la más grave en casi 30 años y se suma a las tensiones políticas existentes sobre el maíz genéticamente modificado.

Según el tratado, México debe enviar 431.7 millones de metros cúbicos anuales de agua desde el Río Grande a Estados Unidos durante un ciclo de cinco años.

Ahora, en el cuarto año, México ha enviado sólo alrededor del 30% de sus entregas esperadas, la cantidad más baja en este momento de cualquier ciclo de cuatro o cinco años desde 1992, según datos de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), que supervisa el tratado.

El último ingenio azucarero de Texas cerró por falta de agua, en momentos de escasez de suministros en Estados Unidos y altos precios del edulcorante.

Esta agua está afectando no sólo a los agricultores, sino también al empleo de los ciudadanos dentro de nuestra comunidad”, dijo a Reuters la representante estadounidense de Texas, Mónica De La Cruz.

Manuel Morales, secretario de la sección mexicana de la CILA, dijo que México está trabajando para cumplir con sus compromisos pero que la escasez de agua se debe al cambio climático y el tratado permite más tiempo para entregar agua en caso de sequía extraordinaria.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) dice que la sequía severa ha empeorado y que el país enfrenta las peores condiciones de sequía desde 2011.

Algunos residentes han protestado en la Ciudad de México después de pasar semanas sin agua corriente.

De La Cruz y otros tres miembros de la delegación del Congreso de Texas se reunieron con el secretario de Estado Antony Blinken el 11 de abril para pedirle al Departamento de Estado que haga más para hacer cumplir el tratado.

En la llamada, Blinken se comprometió a hablar con funcionarios mexicanos sobre el tema, dijeron a Reuters dos fuentes familiarizadas con el asunto.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo que la agencia está siguiendo de cerca la escasez de agua y ha instado a México a firmar un acuerdo de agua revisado.

El portavoz de la CILA estadounidense, Frank Fisher, dijo que funcionarios de la comisión de ambos países se han reunido varias veces desde 2023 para renegociar aspectos del tratado con la esperanza de aumentar su confiabilidad

Ambos países han tenido escasez de agua agrícola en las últimas décadas, dijo Fisher.

 

Sequía transfronteriza

 

La industria citrícola de Texas, valorada en 500 millones de dólares, depende en gran medida del agua de México, especialmente con las condiciones de sequía cada vez más severas en la región, dijo Dale Murden, presidente del grupo industrial Texas Citrus Mutual.

“No se puede contar completamente con la lluvia. Es agradable cuando sucede, pero hay que controlar el agua en el árbol”, afirmó.

Texas es el tercer estado con mayor cantidad de cítricos, detrás de California y Florida.

Los datos del Sistema Nacional Integrado de Información sobre Sequías de Estados Unidos muestran precipitaciones por debajo de lo normal y condiciones de sequía de moderadas a severas en la región.

Para los productores de caña de azúcar de Texas, el panorama para esta temporada es “de completa y absoluta desesperación”, dijo Sean Brashear, presidente y director ejecutivo de Rio Grande Valley Sugar Growers.

El grupo cerró en febrero su ingenio azucarero en Santa Rosa, Texas, después de 51 años de operación debido a la falta de agua de México.

Aunque Texas no es un importante estado productor de azúcar, la oferta mundial del endulcorante es escasa y el cierre probablemente conducirá a un aumento de las importaciones de azúcar estadounidense, dijo Czarnikow, corredor y proveedor de servicios de cadena de suministro.

Estados Unidos importa alrededor de un tercio de su azúcar y ha aumentado las importaciones de azúcar caro y con altos impuestos, ya que los países que tenían cuotas de importación con aranceles bajos no las cumplieron.

Morales de la CILA dijo que las condiciones climáticas han llevado a niveles más bajos en la cuenca del Río Grande.

No es una cuestión de afectación solamente a usuarios del lado estadounidense, también nosotros en México estamos sufriendo las consecuencias de esta escasez en la cuenca”, afirmó Morales.

En abril, el USDA redujo su estimación para la producción de azúcar de México en la temporada 2023/24 al nivel más bajo en 10 años.

 

 

 

Fuente El economista

[email protected]

AFC

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com