Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 25 de mayo.- Un grupo de habitantes provenientes de las comunidades rurales de Juan Sarabia, Nachi Cocom, Tres Garantías y Sergio Butrón Casas, se manifestaron esta mañana en las instalaciones de la Secretaría de Desarrollo Territorial Urbano Sustentable (SEDETUS) exigiendo ser atendidos por el titular de la dependencia Carlos Ríos Castellanos, a quien acusan de haberles incumplido con el programa de Vivienda Digna.

Los inconformes, expusieron que desde hace más de 3 años aportaron cerca de 20 mil pesos para la construcción de una casa y a la fecha, la construcción no se ha concluido, por lo que viven en condiciones precarias ante la falta de un techo seguro, por lo que ante el temor de que la administración estatal llegue a su fin y no les entreguen sus viviendas, optaron por realizar esta protesta tal y como explicó Margarita Morales Rangel del poblado de Juan Sarabia.

“Estoy esperando a que me entreguen mi casa para poderme ir a vivir con mi hijo porque no puedo seguir viviendo bajo las condiciones en las que estoy actualmente rentando un cuartito, ya es demasiado tiempo y nosotros hicimos un sacrificio para juntar el dinero que nos solicitaron para entrar al programa, que a lo mejor por la pandemia se suspendió, pero ya es hora de que se haga algo y nos concluyan las casitas.”

El programa de Vivienda Digna, se puso en marcha para combatir la desigualdad entre las zonas rurales y las zonas urbanas, por lo que se enfocó en atender a familias de varias comunidades que carecían de pisos firmes, techos o muros, para que a través de esta iniciativa tuvieran la oportunidad de contar con una casa con dos recámaras, sala, comedor, baño, cocina y pórtico, que se edificarían con materiales de la región y a costos realmente accesibles para los beneficiarios, que únicamente aportaron una cantidad simbólica.

Sin embargo, ha transcurrido el tiempo y las construcciones continúan paralizadas, por lo que ahora demandan que el gobierno concluya las casas antes de que entreguen la estafeta al nuevo gobierno y los dejen abandonados a su suerte, como expuso Leslie Baeza Padilla vecina de Nachi Cocom.

“Nosotros venimos para que nos den una respuesta, es desesperante ver que el tiempo pasa y no reanudan las obras, con mucho esfuerzo juntamos el dinero que se nos pidió y no nos han cumplido y ahí están las construcciones abandonadas, lo que más nos preocupa es que ya se van y parece que pretenden dejarnos en la calle y sin un techo para nuestros hijos, estamos muy decepcionados de este gobierno mal llamado del cambio.”

Los pobladores dijeron sentirse defraudados y advirtieron que no se retirarían de las oficinas de la SEDETUS hasta que fueran atendidos y les dieran una fecha para reiniciar los trabajos y entregarles sus casas o en caso contrario les reembolsen el dinero que aportaron, ya que no han podido honrar la promesa de que accederían a una mejor calidad de vida.

[email protected]

RAM