Luis Tamayo Mendicuti/CAMBIO 22

MÉRIDA, YUC., 13 de octubre.- Un tractocamión que transitaba sobre la vía Progreso-Mérida al ingresar a la curva para incorporarse al anillo periférico de Mérida, debido al cansancio el chofer se duerme, pierde el control y se estrella contra la barrera metálica de contención por lo que rebota y vuelca el tractocamión y una de las dos cisternas con una carga total de 64 mil litros de combustible.

El chofer luego de ser valorado por paramédicos de la SSP no ameritó traslado al hospital, mientras tanto el sitio se llenó de bomberos, ambulancias y policías.

Los agentes de la SSP cerraron el acceso al puente ubicado a la altura del kilómetro 32 desde el puente de Temozón Norte lo cual originó que desde el kilómetro 26 se formará una larga hilera de vehículos que avanzaban por momentos lentamente, causando que el estrés de los conductores se eleve y realicen acciones intrépidas para avanzar pero poniendo en riesgo sus vidas y las de los demás.

Un camión cisterna llegó al sitio del accidente para que el combustible de la pipa volcada sea pasado a la unidad, lo cual llevó bastante tiempo la maniobra, mientras que bomberos de la SSP se mantenían con las mangueras listas por si se generaba alguna chispa que pudiera desencadenar un incendio y la posible explosión del otro remolque cargado con 32 mil litros de combustible.

Afortunadamente las cosas no pasaron a mayores y se restableció el tráfico vehicular en esa zona del periférico, mientras dos enormes grúas se encargaban de poner sobre sus ruedas el tractocamión y la cisterna ya vaciada que volcó.

 

[email protected]

RHM