Rafael García/CAMBIO 22

Cancún, Q. Roo a 4 de julio.- Con el objetivo de que habitantes de Corales se apropien de sus espacios públicos, para cuidarlos, respetarlos y mejorar su entorno, fueron pintados siete murales en una de las bardas de la Secundaria Federal 14, como parte del proyecto de Servicio Social “Barrio en Marcha”.

Cabe recordar que el programa conjuga acciones de distintas instancias, tales como líderes comunitarios, facilitadores sociales y agentes universitarios de distintos niveles, entre estudiantes, docentes y personal administrativo, para mejorar su entorno, contribuyendo a atender las diferentes problemáticas de la Supermanzana 77, que abarca los fraccionamientos Corales, Gastronómicos y Tabachines.

Para la pinta de los murales, se convocó a la comunidad, a través de las y los estudiantes de la secundaria, a participar presentando un boceto que aborde las problemáticas que se quieren atender como parte del programa para mejorar su entorno.

Fueron presentadas nueve propuestas, siete de las cuales se concretaron en murales que promueven sobre todo la participación ciudadana, el cuidado del entorno y respeto a la fauna silvestre; así como el logotipo del programa, creado por Diana Amador, quien dirige el ecohuerto “Las Libélulas”.

La Universidad del Caribe contribuyó con los insumos necesarios, como pintura, brochas y demás aditamentos, así como con la participación de ochos estudiantes de Servicio Social, además de colaborar en la organización y difusión de la actividad.

El programa “Barrio en Marcha”

La Jefa del Departamento de Servicio Social, Mtra. Zayra Díaz Antonio, informó que el programa Barrio en Marcha está pensado a aplicarse durante un año, en una primera etapa. Anunció que se realizarán jornadas de saneamiento cada mes y en una segunda etapa se atenderán otras problemáticas manifestadas por la comunidad.

Entre los principales objetivos de la estrategia, están la renovación de los contactos con la comunidad vecina de la universidad; diagnosticar problemáticas atendibles mediante programas de servicio social universitario; conocer la disponibilidad de las y los vecinos para participar en deliberaciones y acciones conjuntas orientadas a la mejora de su hábitat, así como planear y realizar intervenciones puntuales en el barrio

Entre las primeras acciones que se tomaron, están la realización de reuniones de información y deliberación; determinación las prioridades, preparación de instrumentos de sondeo; aplicación de encuestas, y la realización de acciones que consoliden la alianza entre el Barrio y la Universidad, comenzando por las brigadas de apoyo a saneamiento de ecosistemas; la primera de las cuales se realizó en mayo pasado, en el área verde ubicada frente a la Unicaribe, a un costado de los Juzgados de la Familiar.

 

Email [email protected]

RHM