Redacción/CAMBIO 22

Colectivos feministas, víctimas de violencia de género y sus familiares acudieron a Palacio Nacional, para solicitar una audiencia con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con el fin de que los delitos contra las mujeres sean atendidos.

El Palacio Nacional está rodeado con vallas metálicas, para impedir el paso a los accesos del inmueble. Alessandra Rojo de la Vega encabezó la manifestación en la que estuvieron víctimas de violación, violencia vicaria, abuso sexual y feminicidio.

Desde las 6:20 horas, los colectivos acudieron a la plancha del Zócalo e intentaron ingresar por un costado de la Catedral Metropolitana, posteriormente pudieron entrar por la calle José María Pino Suárez, sin que se les permitiera acercarse más allá de la fachada del Palacio en la esquina de Pino Suárez y Plaza de la Constitución.

Las víctimas rechazaron las recientes declaraciones del presidente, en las que el mandatario sugirió que podría ser víctima de violencia de género.

Los colectivos calificaron como una burla que, desde la mañanera se minimice la violencia contra las mujeres. “Si el mismo presidente no sabe lo que es lo que es la violencia de género, si él mismo se dice víctima de violencia de género es una burla para las feministas, para las víctimas”, dijo Alessandra Rojo de la Vega.

Entre los asistentes están los familiares de Lesly Martínez, quien fue reportada como desaparecida el 30 de abril y cuyo cuerpo localizado en Guerrero. Héctor Martínez, padre de Lesly, señaló que, a pesar de que la familia ha aportado datos para la investigación del caso, las autoridades no los han atendido. “Queremos justicia y la queremos ya”, manifestó.

 

 

 

 

 

Fuente: El Sol de México

[email protected]

MRM