Rafael García/CAMBIO 22

Cancún, Q. Roo a 15 de octubre.- El obispo de la Diócesis Cancún- Chetumal, Pedro Pablo Elizondo Cárdenas, pidió a los jóvenes moderar el uso del celular y que sean muy críticos en los mensajes que les llegan en sus dispositivos con el objetivo de que no les afecte.

“Yo le hago un llamado para que se moderen, que les bajen dos rayitas, que la próxima semana baje el uso de celular el 30 por ciento- en el mío bajo 40- sonrió- y que sean muy críticos, pero críticos positivos y que no pierdan el tiempo en cosas que les pueden hacer daño o causar un vacío”, expresó Elizondo Cárdenas al término de la misa de este domingo, cuestionado sobre el tiempo que los jóvenes se mantienen en las redes sociales.

 Agregó que reconoce que en las redes sociales también hay mensajes buenos y no solo malos, por lo que pidió a la juventud ser muy selectivos y aprovechar los mensajes positivos y desechar los malos

“Sabemos que hay mensajes buenos y les pido a los jóvenes que se llenen de ellos y alimenten su vida con buenos mensajes para que no absorban toda la basura que les caiga en el celular; además les aconsejo que antes de dormir no hay que ver el celular, te afectan las neuronas, el sueño y te afectan la mente, por lo que antes de dormir no veas celular”, insistió.

Por otra parte cuestionado sobre que la iglesia católica está esperando la respuesta de las autoridades, de su propuesta de agenda de la paz ante la violencia que se mantiene en todo México.

“La ciudadanía tiene que presionar insistentemente, a ver que logran, porque no nos vamos a dejar, los mexicanos no somos dejados, somos un poco broncos y nos ponemos un poco broncos, y esperamos que esto vaya cambiando por presión realmente contunden de la ciudadanía, como ocurrió con el INE que no se tocó, ósea hay cosas que si se han logrado, pero todavía hay muchas cosas que nos faltan y en las que tenemos que presionar y organizar esa movilización civil para que el gobierno reaccione o los poderes”, destacó.

Finalmente, sobre el llamado que realizó el Papa Francisco que la iglesia sería la interlocutora para que se inicien las pláticas para lograr la paz entre Israel y Palestina; el entrevistado destacó que el odio solo se termina con un milagro de Dios.

“La ayuda se va dando, pero el dolor de que yo perdí una hija, quien me lo va a quitar, el que la iglesia pueda lograr esa interlocución, ese diálogo si es muy factible, pero hace falta que las partes lo acepten y para eso hay que hacer mucha oración, porque el odio de siglos que existe entre los dos pueblo es horrible, y cómo sacas el odio en sus corazones solo con el milagro de Dios, por lo que digo que debemos de hacer mucha oración y esperar el milagro de que quieran dialogar”, concluyó.

 

Email [email protected]

RHM

WhatsApp Telegram
Telegram
Diario Cambio 22 - Península Libre