Redacción/CAMBIO 22

El presidente Andrés Manuel López Obrador refrendó este jueves el ofrecimiento de asilo político al periodista Julian Assange, quien está preso en el Reino Unido y con petición de extradición a Estados Unidos, acusado de los delitos de espionaje por revelar más de 500 mil archivos militares secretos y que exponen operaciones ilegales por parte del gobierno estadounidense en las guerras de Irak y Afganistán.

A más tardar el 31 de mayo, el gobierno británico debe tomar una determinación sobre la extradición de Assange, misma que aprobó el pasado 20 de abril, y que se detuvo ante la presentación de alegatos de la defensa de Assange para que no se lleve a cabo.

Al respecto, el mandatario mexicano confirmó que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ha mantenido comunicación con la defensa del fundador de Wikileaks y será su decisión si se deciden acoger a la propuesta del tabasqueño.

“Ha habido comunicación con la Secretaría de Relaciones Exteriores y, sí, nosotros ofrecemos el asilo y estamos a favor de que se le libere porque es un perseguido político. Es un acto vergonzoso de que a una persona que da a conocer información valiosa, porque en esa información hay actos de corrupción, en esa información se dan a conocer delitos cometidos entre gobiernos todo lo que la élite lleva a cabo en secreto de repente sale por una investigación que ellos hacen y se castiga al que presenta la información porque supuestamente está violando temas confidenciales”, señaló el jefe del Ejecutivo federal.

“Cuando por encima de esos medios está la esencia de la denuncia, gravísima de intromisión de asuntos de gobierno y de todo tipo. Nosotros padecimos de acosos cuando los fraudes electorales y en esos cables aparece toda la información”, añadió.

La eventual decisión de las autoridades británicas podrá ser recurrida por las partes -la justicia estadounidense o Assange- pero solo si el Tribunal Superior lo autoriza.

Además, la defensa tendría en última instancia la opción de recurrir ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El pasado 14 de marzo, el Tribunal Supremo dio luz verde a la entrega del programador informático al rechazar un recurso suyo que buscaba impedirla e instruyó al magistrado de primera instancia a emitir la orden que ahora debe considerar el Ejecutivo.

Ese fallo puso fin a un proceso judicial que arrancó el 21 de enero de 2021, cuando la jueza Vanessa Baraitser de la Corte de Magistrados de Westminster denegó la extradición al concluir que Assange presentaba riesgo de suicidio y que las condiciones penitenciarias en Estados Unidos podían exacerbarlo.

 

Con información de Forbes

JFCB