Redacción/CAMBIO 22

Las autoridades sanitarias de Perú establecieron un cerco epidemiológico tras detectar un caso de rabia humana en una mujer de 54 años que semanas antes fue mordida por un perro no identificado en un distrito de la región sureña de Arequipa, informó el Ministerio de Salud (Minsa).

La persona infectada residía en el distrito de Chiguata y está siendo atendida en el Hospital Regional Honorio Delgado Espinoza de Arequipa, a más de 1.000 kilómetros al sur de Lima.

El Minsa indicó que intervino en la zona mediante el Instituto Nacional de Salud (INS) y el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC).

Además, el personal de salud de la Gerencia Regional de Salud (Geresa) de Arequipa estableció el cerco epidemiológico en el sector donde se registró el caso “para cortar la cadena de transmisión” y las personas que tuvieron contacto con la mujer también recibieron atención médica y están siendo vacunadas contra la rabia.

El ministro de Salud, César Vásquez, ordenó que un equipo especial del CDC y de la Dirección de Prevención y Control de Enfermedades Metaxénicas y Zoonosis del Minsa viaje en las próximas horas a Arequipa para apoyar en la investigación de este caso.

El CDC reportó que el último caso de rabia humana urbana en el país se había registrado en 2015 en una persona que fue infectada en la región sureña de Puno, fronteriza con Bolivia.

El Minsa añadió que estos casos de rabia humana se presentaron desde la reintroducción de la rabia canina en el país, en el año 2014, y por ese motivo “se continuará con la investigación epidemiológica de campo, el seguimiento clínico del caso y de los expuestos”.

También se gestionará la disponibilidad de insumos y medicamentos para la paciente, se continuará con la vacunación a sus contactos y se intensificarán las actividades de vacunación canina en la zona.

 

 

 

 

Fuente: EFE

[email protected]

MRM