Redacción/CAMBIO 22

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural destacó la mayor participación de mujeres rurales en  iniciativas para la producción de alimentos, como los huertos familiares, con la instalación de 29 mil de ellos en 27 estados del país, a través de las Escuelas de Campo de Producción para el Bienestar, programa estratégico del Gobierno de México.

El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), brazo técnico de Agricultura, detalló que se han establecido cuatro mil 500 Escuelas de Campo, donde se capacita a los agricultores en el aprovechamiento de cadenas productivas como maíz, frijol, arroz, trigo, chía, amaranto, café, caña de azúcar, cacao, leche y miel. Estos espacios se inscriben en la Estrategia de Acompañamiento Técnico de Producción para el Bienestar.

Una de las técnicas de la Estrategia de Acompañamiento Técnico en Oaxaca, Antonia Viloria Jiménez, afirmó que la participación de las mujeres en estas Escuelas y en la creación de huertos familiares ha generado un impacto positivo a nivel nacional en materia de proveeduría de alimentos frescos, sanos e inocuos para el autoconsumo y en el aumento de iniciativas socioeconómicas para la comercialización.

Detalló que este sector de la población representa el 34 por ciento de los asistentes de las Escuelas de Campo, donde también se les apoya para transitar a la comercialización de sus productos en foros, tianguis locales o ferias.

Afirmó que desde Agricultura e INIFAP se trabaja en la inclusión de este sector, resaltando la importancia de su trabajo.

Apuntó que hay grupos de mujeres que han establecido parcelas demostrativas y redes de trabajo, superando barreras comunicacionales como la lingüística.

Viloria Jiménez expuso que los agricultores acuden a las Escuelas durante un ciclo productivo, toman capacitaciones impartidas por diferentes técnicos especializados y se lleva a cabo el intercambio de conocimientos y saberes con base en la metodología de “aprender haciendo”, la cual ha funcionado con éxito.

El comercializador y técnico, Rausel Camas Pereyra explicó que para establecer un proyecto se acude a los ejidos, se convoca a una asamblea y se identifica a los productores interesados.

De esta forma, se dividen dos grupos de atención: granos básicos para productores de un cuarto de hectárea o más y para el área de mujeres, huertos familiares.

Señaló que hay Escuelas de Campo que van del nivel básico a avanzado en las que acuden de cinco a 100 productores, dependiendo de la región, y otras con iniciativas socioeconómicas ya configuradas, que están entrando a mercados específicos.

 

Fuente: Sader

[email protected]

MER

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com