• México tiene una ventana no mayor a 6 años para atraer estas nuevas inversiones por nearshoring, alertó el Consejo de Empresas Globales.

 

Redacción/CAMBIO 22 

El Consejo de Empresas Globales (CEG) estimó que si México resuelve los cuellos de botella y problemas de fondo lograría atraer una inversión de 50 mil millones de dólares de empresas atraídas por el nearshoring.

“Aprovechar la promesa del nearshoring conlleva resolver problemas complejos, cuellos de botella y deficiencias que demandan generosidad política, cooperación  empresarial y altura de miras, de forma trilateral”,  dijo el organismo al mando de Alberto de la Fuente.

Adicionalmente, México tiene una ventana no mayor a 6 años para atraer estas nuevas  inversiones por nearshoring, agregó la organización integrada por 62 grandes empresas con operaciones en diferentes países.

“De lo contrario, como país estaríamos perdiendo la posibilidad de generar entre 2 a 4 millones de empleos para 2030 y de recibir entre 30 y 50 mil millones de dólares anuales”, explicó.

La inversión atraída por el nearshoring puede aumentar el PIB de México entre 1.5 por ciento y 2.5 por ciento a largo plazo, así como incrementar la productividad laboral de México en entre 15 por ciento y 30 por ciento para 2030. 

México tiene una oportunidad única e histórica con la relocalización de industrias, mejor conocido como nearshoring, para detonar un mayor desarrollo de México y la región de Norteamérica, añadió.

“Desde un enfoque trilateral se identifican siete habilitadores clave y cinco sectores estratégicos que delinean una hoja de ruta para trabajar, de manera colaborativa, en una estrategia efectiva que fortalezca la competitividad y contribuya a aprovechar el potencial del nearshoring en México”, expresó.

Los 7 habilitadores para atraer inversión por el nearshoring a México

El CEG dio a conocer unos puntos que ayudarían en la atracción de inversión:

1.- Formación, capacitación y desarrollo de capital humano. El capital humano  es un importante diferenciador e impulsor del crecimiento económico, sin el talento adecuado es imposible competir en un mercado global en constante cambio.

2.- Sistema energético sustentable. Para que la reubicación de inversiones sea  una estrategia sostenible de largo plazo en México y América del Norte, es crucial  invertir y fomentar la cooperación en energías renovables y tecnologías de  mitigación que aceleren la transición energética regional. 

3.- Infraestructura crítica y conectividad. Si México, Estados Unidos y Canadá  trabajan juntos podemos mejorar la eficiencia de la cadena de suministro, reducir  los costos de producción y aumentar la competitividad de la región en un contexto  global.

4.- Innovación e investigación. Impulsar la innovación y el desarrollo es clave para  mantener la competitividad regional en la economía global, mejorar la calidad de  vida de nuestros ciudadanos y avanzar hacia un futuro sostenible y próspero. 

5.- Desarrollo de proveedores y encadenamiento de MiPyMES. Las micro,  pequeñas y medianas empresas son el motor de la economía en América del Norte.

El organismo dijo que es fundamental fortalecer políticas y programas que incentiven la colaboración, la  capacitación y el financiamiento, para mejorar su capacidad productiva y calidad  para una mejor integración a las cadenas regionales de valor.  

6.- Simplificación, homologación y facilitación comercial. Para que una  estrategia de nearshoring sea exitosa es esencial contar con soluciones integrales  que permitan mejorar los procesos aduaneros, armonizar regulaciones clave,  fomentar el reconocimiento mutuo y facilitar el arranque de nuevas empresas de  manera ágil y eficiente.

7.- Seguridad, Estado de derecho e impartición de justicia. Como bloque  debemos trabajar en un Norteamérica seguro, que brinde certidumbre y piso parejo  a las inversiones. Como país debemos generar confianza y seguridad jurídica, a fin  de promover un entorno estable y predecible para las inversiones existentes y futuras.

 

 

Fuente Forbes

[email protected]

MRM