Redacción/CAMBIO 22

La problemática entre Rusia y el resto de Europa también se manifiesta en el deporte y de cara a París 2024, los distintos gobiernos imponen normas a sus atletas e incluso a militares que compiten en torneos deportivos, sobre el trato con sus homónimos rusos.

El Gobierno neerlandés prohíbe al personal militar de Países Bajos participar en eventos deportivos internacionales en los que también participen soldados rusos y bielorrusos mientras la invasión de Rusia a Ucrania continúe, una decisión que llega después de una polémica sobre un torneo de judo en República Dominicana.

La ministra interina de Defensa, Kajsa Ollongren, aseguró en una carta al Parlamento neerlandés que “dada la guerra ilegal rusa contra Ucrania y la participación de Bielorrusia en esto, el Ministerio de Defensa considera indeseable que los soldados neerlandeses se encuentren en eventos deportivos con soldados” que representan a esos dos países.

Su misiva llegó en respuesta a preguntas del partido liberal VVD sobre la participación de quince soldados neerlandeses en un torneo militar de judo en Santo Domingo la semana pasada, en el que también participaron militares rusos.

Como reacción a “este caso”, Ollongren ajusta las condiciones para que el personal militar neerlandés no pueda tener contacto intencionado con soldados rusos y bielorrusos en ocasiones internacionales ni responder a intentos de acercamiento “a menos que sea necesario por razones de seguridad”.

Con esto, admite la ministra, “también considera que el deporte es un importante medio de propaganda para el régimen ruso” y reconoce que las instrucciones vigentes son “insuficientes para eventos deportivos militares”, puesto que no se pidió permiso antes del torneo en República Dominicana a la ministra o al comandante de las Fuerzas Armadas.

El Gobierno respalda al Comité Olímpico Neerlandés

Defensa también respaldó la decisión del Comité Olímpico Neerlandés (NOC) y la Confederación Deportiva Neerlandesa (NSF) de no apoyar a atletas y federaciones cuando participan en competiciones donde los atletas rusos y bielorrusos compiten bajo sus banderas nacionales.

Los torneos militares son organizados por el Consejo Internacional del Deporte Militar (CISM), donde la regla es que ninguno de los 140 países miembros puede ser excluido de un campeonato, aunque el país organizador puede decidir no invitar a un país concreto, como Rusia, que también es miembro del CISM.

 

 

 

 

Con información de EFE.

[email protected]
MRM