Redacción/CAMBIO 22

La Policía Nacional de España detuvo a cuatro personas acusadas de “proselitismo y captación yihadista” a través de las redes sociales, en las localidades de Huetor-Tajar, en la provincia de Granada; Cubelles, en Barcelona; y Madrid.

La operación antiterrorista, desarrollada simultáneamente en varios puntos del país, ha contado con el apoyo de Europol y arrancó el año pasado, cuando los agentes detectaron la actividad de un hombre, denominado ‘Califa’, que “era creador y administrador de varios grupos en los que trataba de adoctrinar a jóvenes en el credo yihadista”, según el comunicado de la Policía.

Ese individuo se encargaba de “dinamizar” a sus seguidores y de crear “grupos privados” para invitar a los más radicales, con los que entablaba mayor confianza y se dedicaba a hablar abiertamente de la “causa terrorista”.

Los cuatro detenidos estaban “enlazados” a través de grupos cerrados en las redes sociales y, aparentemente, sufrieron un proceso de radicalización. Todos ellos habrían participado en los delitos de autoadoctrinamiento con propósito terrorista, adoctrinamiento a terceros y enaltecimiento del terrorismo.

Desde el año pasado la Policía mantenía vigilados estos grupos en las redes, lo que permitió a los agentes la identificación de otros miembros, todos ellos jóvenes, interconectados entre sí, pero que no se conocían físicamente.

Sin embargo, dos de ellos estrecharon lazos y acabaron contrayendo matrimonio, tras contar con el beneplácito del líder del grupo, el ‘Califa’. La boda dio pie a “un aumento exponencial del nivel de radicalización” de la pareja.

Así, los dos llegaron a grabar videos en los que hablaban de “derramar sangre para recuperar Al Andalus y restaurar el Califato”.

La mañana de este viernes, los cuatro arrestados han pasado a disposición judicial. El titular del Juzgado Central de Instrucción número cinco de la Audiencia Nacional ha decretado el ingreso en prisión provisional para tres de ellos.

La operación antiterrorista llega en un momento de alarma en la mayoría de países europeos, tras el inicio de las hostilidades entre Israel y Hamás en la Franja de Gaza, después de que el movimiento lanzara un llamado a cometer atentados en todo el mundo.

El llamamiento ya ha tenido un par de respuestas en suelo europeo. Así, un individuo atentó en la ciudad francesa de Arrás degollando a un profesor de un instituto, mientras que otro hizo lo mismo en Bruselas, asesinando a dos seguidores de la selección sueca de fútbol.

En medio de esta ola de inestabilidad, los Estados miembros de la Unión Europea (UE) acordaron el jueves activar el mecanismo de Respuesta Política Integrada de la Crisis.

Se trata de realizar un seguimiento del impacto de este conflicto en la seguridad de los países del bloque comunitario, tras constatar la preocupación por el posible aumento de la radicalización y la polarización en la UE.

Una de las medidas propuestas por los mandatarios ha sido la agilización de las repatriaciones de los migrantes en situación administrativa irregular, que tengan sobre ellos una orden de expulsión.

Por su parte, en España se mantiene el nivel cuatro, sobre cinco, de alerta antiterrorista, en vigor en el país desde 2015. Sin embargo, el Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ordenó un refuerzo policial en zonas sensibles, como serían las embajadas, instalaciones relacionadas con la comunidad judía y eventos masivos.

 

 

 

 

Fuente: RT

[email protected]

MRM

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre