Redacción/ CAMBIO 22

CHETUMAL, 7 de julio. – La bióloga María Luisa Villarreal, especialista en el ecosistema de Quintana Roo, ha alzado la voz para alertar sobre la destrucción del Estero de Chac en el municipio de Othón P. Blanco. Con preocupación, denuncia el relleno que se está llevando a cabo en esta importante zona, exponiendo el grave impacto que esto tendrá en el ecosistema local. Hasta el momento se desconoce de que obra se trata la que se encuentra dañando la vida natural.

El Estero de Chac es un espacio vital para la laguna de Bacalar, ya que durante la temporada de lluvias funciona como una zona de desfogue hacia el Río Hondo. Sin embargo, la bióloga Villarreal señala que en lugar de conservar y proteger este valioso recurso natural, se ha optado por rellenarlo con tuberías y bloquear su salida de agua.

La destrucción irresponsable por parte de quienes están a cargo de este proyecto. Se pone en riesgo no solo la biodiversidad del Estero de Chac, sino también la navegación de embarcaciones y la conexión natural entre el Río Hondo y la laguna de Bacalar.

Las autoridades competentes no están tomando medidas para detener esta devastación ambiental. Es imperativo que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y otras instituciones intervengan de manera inmediata. Asimismo, se hace un llamado al gobierno del Estado y a las autoridades de turismo para que tomen cartas en el asunto y planifiquen en función de la conservación de los cuerpos de agua y los ecosistemas.

La destrucción del Estero de Chac representa un impacto irreparable en el ecosistema local. La falta de consideración hacia este recurso natural demuestra una falta de conciencia ambiental y una negligencia inaceptable. Es necesario que todas las autoridades competentes se involucren y detengan esta acción destructiva.

 

[email protected]

RHM