abril 24, 2024 16:03

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 24, 2024 16:03

 

► Según el presidente del Consejo Político del partido en Quintana Roo, Jorge Sanen, se está malinterpretando la regla de la acción afirmativa indígena, porque el INE no obliga a que se cumpla con candidatos originarios de las comunidades indígenas ► Asegura que para registrarla basta con comprobar que ha trabajado a favor de las comunidades originarias del estado

 

Redacción/CAMBIO 22

CANCÚN, 15 de enero.- El presidente con licencia del Consejo Político de Morena en Quintana Roo, Jorge Sanén Cervantes, intentó salir al paso a la controversia que existe sobre la postulación de la diputada federal Anahí González Hernández como precandidata al Senado de la República por la acción afirmativa indígena, y para eso aseguró que se está mal interpretando su designación.

El dirigente con licencia, quien estuvo en el acto que realizó Morena para respaldar a sus precandidatos únicos al Senado el fin de semana, reconoció que Anahí González no fue electa porque sea indígena o por raíces indígenas, sino que destacó que la designaron por el trabajo que ha hecho en los últimos años por este sector y sus comunidades, al ser diputada por el distrito electoral federal 2, que abarca a la zona maya y el sur de Quintana Roo.

“No es que se haya definido por la vía indígena, es una situación que se definió a nivel federal. Hay que recordar que la compañera Anahí ha sido diputada por el distrito 2 federal, donde la mayor parte de ese territorio se atiende a grupos de las comunidades mayas, indígenas, tiene un trabajo fuerte ahí”, expuso Sanén.

Agregó que “la asignación de la acción afirmativa indígena viene a través de una decisión de equidad que se tomó a nivel nacional en ciertos estados y tocó que en Quintana Roo fuera una persona afín y comprobable”.

Además, sostuvo que en las encuestas internas  fue el perfil mejor calificado de las personas inscritas.

El también aspirante a una diputación local señaló que las críticas que ha recibido la designación de Anahí González son de asociaciones que no han leído bien de qué se trata la convocatoria, “porque no se trata de que seas indígena o que tu lengua materna sea indígena… Hay una serie de cuestiones que por supuesto la compañera Anahí cumple sin duda, y por eso es nuestra mejor carta para el Senado”.

Cabe mencionar que, en efecto, las reglas del Instituto Nacional Electoral (INE) para la representación indígenas en las elecciones a cargos federales son muy laxas, pues se basan en la llamada “autoadscripción calificada”, en la que basta que el ciudadano diga que se siente indígena y está vinculado a ciertas comunidades indígenas, y que una autoridad tradicional, comunitaria o ejidal lo avale.

Para eso, en las pruebas de su autoadscripción, el aspirante sólo debe comprobar 3 de 10 de los posibles criterios establecidos, porque son opcionales:

Estos son: a) Pertenecer a la comunidad indígena; b) Ser nativa de la comunidad indígena; c) Hablar la lengua indígena de la comunidad; d) Ser descendiente de personas indígenas de la comunidad; e) Haber desempeñado algún cargo tradicional en la comunidad; f) Haberse desempeñado como representante de la comunidad; g) Haber participado activamente en beneficio de la comunidad; h) Haber demostrado su compromiso con la comunidad: I) Haber prestado servicio comunitario; j) Haber participado en reuniones de trabajo tendentes a mejorar las instituciones o resolver conflictos en la comunidad; o k) Haber sido miembro de alguna asociación indígena para mejorar o conservar sus instituciones.

En el caso de Anahí González, Morena pretende avalar su postulación con el hecho de que ha sido diputada federal por el distrito 2, donde existen comunidades indígenas, aunque cuando fue electa no lo fue por acción afirmativa indígena, ya que en este distrito no fue obligatorio postular un representante de este tipo a pesar de que está clasificado por el INE como distrito indígena, por la gran proporción de ciudadanos identificados como indígenas.

No obstante, por lo menos en su trabajo en la Cámara de Diputados Anahí González Hernández no promovió ni una sola iniciativa a favor de las comunidades mayas o los pueblos indígenas en general, así como tampoco ni una sola proposición de punto de acuerdo, además de que de sus 16 iniciativas ninguna ha terminado su proceso legislativo y de sus 17 proposiciones más de la mitad fueron desechadas.

Cabe mencionar que, no obstante la laxitud de las reglas del INE, en los últimos años el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ha comenzado a ser más estricto en la revisión de las candidaturas por acción afirmativa, para evitar que los partidos políticos incurran en la simulación, ayudado porque las reglas permiten a los ciudadanos que sean indígenas impugnar las candidaturas, no sólo a los partidos políticos.

Y en este punto, un antecedente más reciente y cercano se dio en el estado de Yucatán en 2021, donde Liborio Vidal, del PAN; Alpha Tavera, de Morena; y Jorge Canul, de Movimiento Ciudadano, fueron inscritos como candidatos indígenas a diputados federales, pero fueron revocados por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) por no demostrar fehacientemente su vinculación como las comunidades que pretendían representar.

 

[email protected]

JFCB

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com