Rafael García÷CAMBIO22
Cancún, Quintana Roo a 3 de mayo del 2023.El secretario general del Sindicato Único de trabajadores de la Construcción, Transportistas, Terraceros  Similares y Conexos del Estado de Quintana Roo (FESOC), José Salvador Arauz Arredondo declaró que se tiene que homologar las horas de trabajo de los empleados de gobierno con los de empresas privadas y esto se logrará con la propuesta de ley para reducir la jornada laboral a 6 horas.

“La jornada de 6 horas es un caso de justicia social, porque en México no puede haber dos leyes diferentes; el Apartado A y el B por un lado marcan 40 horas y en el otro 48, yo creo que se tienen que equilibrar para estar en la misma forma los trabajadores de la iniciativa privada tengan los mismo beneficios que los del gobierno, ya que los  del gobierno laboran 6 horas, mientras que los de la iniciativa privada trabajan 8”,declaró en entrevista el líder sindical en las instalaciones de su central obrera en Cancún.

Añadió el líder del gremio sindical que este tema del Apartado A y B, se ha discutido y se ha pedido que se tiene que beneficiar a los trabajadores de manera pareja para que todos tengan jornada de 6 horas.

“No se puede privilegiar a un sector y al otro no, esto es por un tema de justicia que todos los trabajadores deben de tener las mismas prestaciones, somos un solo país no dos países”, reconoció el líder sindical.

Reconoció el entrevistado que por décadas han aguantado este esquema de dos jornadas laborales para los trabajadores mexicanos, por lo que ahora llegó la hora de hacer una verdadera justicia laboral.

“Hemos aguantado durante muchas décadas este sistema y hemos estado exigiendo igualdad, y casualmente esta iniciativa nos respalda en esta consigna que hemos pedidos a lo largo de los años”, recalcó.

Finalmente, sobre las declaraciones de empresarios que esta ley los afectará, ya que tendrían que contratar más empleados, el secretario general explicó que las empresas tienen grandes ganancias y ayudas fiscales; además de que deducen sus gastos, pero insistió que al contratar más trabajadores esto detonaría el consumo, lo que al final les conviene al sector privado.

“Si hay más fuentes de empleo esto ayudará a que haya más consumidores lo que les conviene a las empresas, además de que los trabajadores tendrán más días de esparcimiento y saldrán con su familias a consumir en los restaurantes, ir a los cines, plazas, centros comerciales, lo que al final será de beneficio para todos”, terminó.

GCH