abril 23, 2024 02:33

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 23, 2024 02:33

 

  • No deja de sorprender la impermeabilidad que goza López Obrador ante los escándalos, las evidencias, la descomposición social y los fracasos.

 

Jorge Ignacio Rosso /CAMBIO22

¿Cuántos gobiernos hubieran caído por el desabasto de medicinas, la falta de vacunas y la destrucción del sistema de salud?

¿Cuántos funcionarios habrían renunciado después de ser exhibidos en actos de corrupción y conflicto de intereses? ¿Cuántos estarían tras las rejas?

Si quieres no me contestes, vota.

¿Cuántas manifestaciones habrían convocado los más de 180 mil homicidios en lo que va de este sexenio?

¿Cuántas plazas se habrían llenado por los feminicidios, las desapariciones, las extorsiones, el ecocidio de la selva maya, la militarización y la violencia desbordada?

¿Cuántos paros nacionales habría desatado la entrega del país al crimen organizado? ¿Cuántos linchamientos serían la última gota que derramó el vaso?

Si quieres no me contestes, vota.

Pero como sucede con el techo de una casa o el colapso de la línea 12 del metro, con el paso del tiempo comienzan a salir las humedades, los pernos se doblegan, las filtraciones aumentan y las grietas crecen hasta que, lo que parecía ser una simple gotera o una fisura por falta de mantenimiento, se convierten en un aguacero y en un funeral.

Si no hacemos algo con nuestro voto no existirá telón, carpa de circo, cortina de humo o maroma electoral que logre evitar que el agua se estanque y nos ahogue a todos.

Elecciones 2021: ¿cómo votar si estarás fuera de tu domicilio el 6 de junio?

Porque no hay forma de esconder la humedad, la lluvia de corrupción, la incapacidad e impunidad de este gobierno. La mentira se pudre con el tiempo y seremos un río de cenizas, lodo y desesperanza.

Pero no me contestes, vota.

Porque no existe promesa imperecedera ni maquille que oculte la marea destructiva que representa el obradorismo, por más cubetas que coloquen alrededor de la tragedia.

No existirá barrera, “detente” ni estrategia de comunicación que detenga la realidad de sus fracasos. El vaso se desborda.

Cómo poder decorar las paredes para ocultar las humedades

Y aunque nos siga sorprendiendo el bono de paciencia del que gozan Morena y el presidente, todos sabemos que México no es un lugar donde la justicia impere, donde la decencia sea la que domine y la rendición de cuentas sea un acto cotidiano de transparencia democrática.

Esto debe cambiar, pero no me contestes, vota.

Con esto quiero dejar claro que la sociedad civil tiene razones suficientes para enmendar el camino y buscar la forma de reconstruir los escombros que deja a su paso el huracán de destrucción nacional, dejar constancia de que el cambio es posible y que, la presidencia, los cargos locales y el Congreso pueden competirse. Todavía existe, en la ciudadanía, un techo de decencia mucho más alto que Morena. No todo está perdido. Salgan a votar.

Bono de paciencia

 

Fuente : La Lista

[email protected]

ACC

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com