• Muchos sostuvieron que actuó de manera inteligente y demostró que tiene la capacidad para resolver problemas.

 

Redacción/CAMBIO 22

Un niño de Brasil se volvió viral luego de que fue captado con “las manos en la masa” pues empleó un método poco convencional para resolver sus tareas escolares: susurrar preguntas a “Alexa”, la asistente virtual de Amazon. Esto quedó grabado y subido a redes sociales, donde rápidamente se volvió viral generó mucho debate entre los internautas, pues muchos reprobaron lo que hizo y muchos más sostuvieron que de hecho fue muy inteligente.

 

Este ingenioso niño, enfrentado a los retos de sus deberes de matemáticas, decidió buscar una aliada en la tecnología. En un acto de astucia y discreción, estableció una colaboración secreta con “Alexa”. El pequeño, en un intento de mantener su estrategia oculta, susurraba cuidadosamente las preguntas y expresaba su gratitud con un cordial “obrigado”.

Se desató el debate en redes por el niño que pidió ayuda a “Alexa”

Sin embargo, este inocente acto ha desatado un animado debate en las redes. Por un lado, hay quienes critican la acción del niño, argumentando que recurrir a la asistente virtual podría fomentar la pereza y la dependencia tecnológica. En contraposición, otros defienden que el niño demostró inteligencia y habilidad para resolver problemas, destacando su capacidad de adaptarse y utilizar los recursos disponibles de manera innovadora.

¿Cómo funciona Alexa?

“Alexa”, el asistente virtual de Amazon, funciona mediante el reconocimiento de voz para interpretar y responder a comandos. Los usuarios activan a “Alexa” con una palabra clave y luego formulan preguntas o dan instrucciones. “Alexa” procesa estas solicitudes en la nube, utilizando inteligencia artificial y aprendizaje automático para comprender y responder. Puede realizar varias tareas, como reproducir música, proporcionar información del tiempo, controlar dispositivos inteligentes del hogar y mucho más. Su capacidad de aprender a partir de interacciones anteriores mejora su precisión y utilidad con el tiempo.

 

Fuente: EL HERALDO

[email protected]

NMT