Por Luis Tamayo Mendicuti/CAMBIO 22

KINCHIL, YUC. 4 de diciembre.- En un predio de la calle 28 entre 23 y 25 de la colonia La Glorieta de Kinchil, un bebé de 3 años sufrió quemaduras de segundo grado después de que le cayera encima un recipiente con agua caliente.

El incidente tuvo lugar cuando el padre, al intentar bañar a su hijo, tropezó y derramó el recipiente, provocando quemaduras en la pierna y el glúteo izquierdo del niño. Frente a esta situación, los familiares notificaron a los servicios de emergencia a través del número 9-1-1.

Paramédicos de la Cruz Roja llegaron al lugar, proporcionaron la atención necesaria al pequeño y posteriormente lo trasladaron al hospital Agustín O’Horán de Mérida para una evaluación médica más detallada.

 

[email protected]

JFCB