Redacción/CAMBIO 22    

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció la creación de una división militar para atender el territorio en disputa con Guyana.

Que tendrá su sede en la localidad de Tumeremo, cercana al área bajo pleito, para la que el mandatario no anunció incursiones.

“Se crea la Zona de Defensa Integral (Zodi) Guayana Esequiba, con tres áreas de desarrollo (…), dependiente militar y administrativamente de la Región de Defensa Integral (Redi) Guayana”, dijo Maduro durante un acto con alcaldes, gobenradores, ministros, diplomáticos, militares y otros altos funcionarios.

Nicolás Maduro nombra autoridad única en Guayana

Indicó también que esta nueva Zodi, una especie de divisiones militares del territorio, funcionará provisionalmente en Tumeremo, una localidad minera ubicada en el estado Bolívar.

Cercana a Brasil y a la frontera con el área disputada, que Venezuela ve como ‘zona en reclamación’ mientras que Guyana lo asume como parte íntegra de su territorio.

El mandatario designó al general Alexis Rodríguez Cabello como autoridad única de la llamada Guayana Esequiba.

Como prevé nombrar Venezuela a este territorio de casi 160.000 kilómetros cuadrados, en el que no ejerce control desde 1899.

Rodríguez Cabello también ejercerá su cargo desde Tumeremo, al menos “de manera provisional”, mientras el Gobierno avanza en la implementación de los resultados del referendo del domingo.

En el que los venezolanos aprobaron -unilateralmente- anexionarse el área bajo pleito con Guyana.

Licencias para explotación petrolera en la zona disputada

Nicolás Maduro ordenó la creación de una división de la petrolera estatal Pdvsa para, “de inmediato”, empezar a “conceder licencias operativas para la exploración y explotación de petróleo, gas y minas” en el territorio de casi 160.000 kilómetros cuadrados en disputa con Guyana.

El mandatario pidió también crear una división de la CVG -un conglomerado de empresas públicas de recursos mineros.

Forestales y eléctricos- para desarrollar proyectos en el área disputada, en la que Venezuela no ejerce control desde 1899.

Frente a gobernadores, alcaldes, ministros, diplomáticos y otros funcionarios, Maduro propuso establecer una norma que prohíba la contratación de empresas que operen o colaboren en las concesiones dadas por Guyana en el mar que Venezuela considera “pendiente por delimitar”.

Desafío a la CIJ tras referendo unilateral

Estos anuncios se producen dos días después de que el país celebrara un referendo unilateral en el que los ciudadanos respaldaron por abrumadora mayoría “oponerse por todos los medios” a las concesiones otorgadas por Guyana en esta zona en los últimos años, lo que avivado el pleito.

Maduro no estimó el tiempo que tardará en concretarse la primera concesión para esta área.

Venezuela aprobó incorporar a su mapa nacional, lo que significa despojar a Guyana de dos terceras partes de su geografía.

La controversia por este territorio data del siglo XIX, pero desde 2018 ha cobrado vigor en vista de la admisión del caso por parte de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Que ha pedido a Venezuela no completar acciones que alteren la dinámica actual sobre el área, administrada por Guyana.

Sin embargo, Maduro rechaza la mediación de la CIJ en este asunto, un alegato que también se vio reforzado con el referendo.

En el que los venezolanos acordaron no reconocer la jurisdicción del tribunal internacional que, de cualquier modo, emitirá una decisión vinculante para las dos naciones en los meses por venir.

 

 

 

 

Fuente: EFE

[email protected]

MRM