• En los últimos dos años, destinó 11 mdp más en difusión que a Protección Civil y Bomberos

 

Redacción/CAMBIO 22    

Desde su llegada al poder, en octubre de 2021, hasta septiembre de este año, Abelina López Rodríguez, presidenta municipal de Acapulco, ha destinado 53.4 millones de pesos al área de Protección Civil y Bomberos de ese ayuntamiento, mientras que el gasto para la promoción de su gobierno ha sido de 64.4 millones de pesos.

De acuerdo con los presupuestos de egresos 2022 y 2023 del Ayuntamiento de Acapulco, la administración de la alcaldesa morenista asignó un gasto de 38.6 millones de pesos a dicha área en su primer año de gobierno, y este año se canalizaron 14.7 millones de pesos.

Las asignaciones a Protección Civil y Bomberos de Acapulco incluyen salarios y prestaciones laborales de los servidores públicos que trabajan en esta institución, según los presupuestos de egresos de los últimos dos años, mientras que el gasto en publicidad por 64.4 millones de pesos es la suma de 100 contratos que hizo el gobierno de Abelina López en ese periodo y que publica su administración en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

Esta coordinación, según testimonios de pobladores del puerto guerrerense, emitió las primeras alertas sobre la magnitud del huracán Otis por su intensificación a categoría cinco.

El gobierno de la alcaldesa invirtió esos recursos, por ejemplo, en la adquisición de “vehículos y equipo de transporte” en el ejercicio 2022, con un costo de 10 millones de pesos, así como “prendas de seguridad y protección personal” y “vestuario y uniformes”, por un monto de 500 mil pesos, también el año pasado.

En dicho periodo, el Gobierno municipal de Acapulco también destinó 310 mil 300 pesos para la adquisición de “cuadros con fotografía, réplica original, de la C. Presidenta Municipal, Maestra Abelina López Rodríguez”, según los contratos que registra su administración en la PNT.

También se reporta un gasto de 880 mil 440 pesos para el “arrendamiento de una camioneta con blindaje cuatro plus”, especial para la protección de robos, secuestros e intentos de asesinato, ya que soporta impactos de armas como el Uzi de nueve milímetros, .44 Magnum e incluso de fusiles de asalto AK-47, mejor conocidos como cuernos de chivo”.

La alcaldesa destinó esos 53.4 millones de pesos a Protección Civil y Bomberos de Acapulco en los últimos dos años (37.5 millones para salarios y prestaciones laborales y 15.9 para equipamiento), a pesar de que Acapulco se encuentra en una zona de alta sismicidad y de que frecuentemente es afectado por tormentas tropicales, huracanes e intensas lluvias.

Según testimonios de habitantes del puerto recabados por El Sol de México durante la cobertura en Acapulco, tras el devastador impacto de Otis, aproximadamente a las nueve de la noche del martes 24 de octubre comenzaron a recibir mensajes de cadenas de chats, vía WhatsApp, donde por primera vez se alertaba de un potencial peligro por este huracán.

El origen de los textos y audios provenían de Protección Civil y Bomberos de Acapulco. Nadie recuerda haberse enterado de alguna alerta emitida por las autoridades municipal o estatal, encabezadas por Abelina López y Evelyn Salgado, respectivamente.

Jesús Leyva, propietario de un pequeño hotel a unas calles de la Costera Miguel Alemán, narró que a cuatro horas del impacto de Otis circularon mensajes de Protección Civil y Bomberos, que ya hablaban de un huracán categoría cuatro, con posibilidad de alcanzar la categoría cinco.

“Ese fue el canal, pero la magnitud de esto rebasó a todos, por la violencia con la que impactó y, sobre todo, por la velocidad que alcanzó. Cuando se esperaba que el huracán entraría a las cuatro o cinco de la mañana del 25 de octubre, las primeras ráfagas iniciaron hacia la medianoche”.

El hombre, de unos 35 años, reiteró que las alertas salieron de Bomberos y Protección Civil en cadenas de chats, aunque dice que muchos hoteleros, restauranteros, dueños de discotecas y centros nocturnos fueron los que no transmitieron esos mensajes a turistas y empleados.

Gloria Maza llegó a vivir a Acapulco en 1985. El terremoto del 19 de septiembre de ese año destruyó su casa en la colonia Roma. En los próximos días regresará a la Ciudad de México, con unos familiares que tiene en Coyoacán, porque el cuarto que renta, frente a la Playa Tlacopanocha, en la zona del Centro Histórico de Acapulco, quedó devastado por el huracán Otis.

Con el sonsonete acapulqueño, también dijo que se enteró de la magnitud del huracán por mensajes de chats que, efectivamente, provenían del Cuerpo de Bomberos. Sólo lanza una carcajada cuando se le pregunta si hubo alguna alerta de la alcaldía o del Gobierno estatal.

Entre los contratos que adjudicó la gestión de Abelina López para promoción de su gobierno destaca uno por un millón de pesos para la “adquisición de impresiones varias para difundir las obras y acciones del ayuntamiento de Acapulco”.

Otro contrato, por 609 mil pesos, fue para “impresión de lonas y gafetes, renta de espectaculares y de una valla móvil para difundir obras y acciones de gobierno”, y uno más, de 296 mil 483, pesos, para la “adquisición de 30 lonas para espectaculares, publicidad en transporte público, 20 medallones de camiones urbanos y 40 medallones de (camionetas) Urvans para realizar campaña publicitaria del Primer Informe de Gobierno de la presidenta municipal de Acapulco”.

El resto de los convenios establecen que el desembolso de 64.4 millones de pesos fue por el concepto “prestación de servicios de medios de comunicación para difundir las obras y acciones que realiza el H. Ayuntamiento de Acapulco”. En 2022, el gobierno de Abelina López firmó 71 contratos, por 34.9 millones de pesos, y de enero a septiembre de 2023 concretó otros 29 convenios, por 29.5 millones de pesos.

 

 

Fuente: El Sol de México

[email protected]

MRM

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre