junio 13, 2024 17:33

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

junio 13, 2024 17:33

Olivia Vázquez/CAMBIO 22

CANCUN, Q. ROO, 07 de mayo.-A pesar de que la pandemia a nivel global concluyó su etapa de emergencia, el déficit en la mano de obra que generó la parálisis económica se sostiene en la mayoría de las empresas de Cancún, que compiten para atraer nuevos colaboradores en busca de atender la demanda de servicios que se va generando.

El déficit que se alcanzó en la primer etapa de reactivación económica tras la pandemia de covid-19 tocó para muchas empresas hasta el 35%, porque muchos trabajadores que salieron en los cierres masivos de negocios decidieron retornar a sus lugares de origen o realizar emprendimientos en búsqueda de un ingreso en la etapa de contingencia.

Para el 2022, el déficit se redujo en la mayoría de las empresas del sector turístico, con niveles que fueron reportando del 15 y hasta 20% en el caso de la hotelería y de la industria gastronómica, misma que por esta falta de personal, retraso en algunos casos la apertura de nuevos negocios que no lograban completar la nómina para abrir operaciones.

Para es año sin embargo, el déficit se sostiene entere el 10 y 15%, pues la oferta de mano de obra sigue creciendo y muchos de los trabajadores (casi 120 mil en el caso de Quintana Roo) no retornaron a sus actividades laborales tras la pandemia, encontrando nuevas oportunidades en sus lugares de origen o se emplearon en proyectos que ofrecían un mejor salario.

Esta condición económica, también mantiene a muchos trabajadores en sus emprendimientos, pues comenzaron a percibir mejores recursos tras la pandemia con proyectos propios o mejor remunerados, lo que obliga a las empresas a sostener una oferta laboral fija para poder seguir completando la nómina.

En el caso específico de la hotelería las ferias del empleo se han vuelto fijas y cada mes se ofrecen más de dos mil plazas laborales, tanto de manera directa como en bolsas de trabajo que se van dando.

Esta condición también la comparte la industria de la construcción y desarrolladores inmobiliarios que compiten por mano de obra con la que se ofrece por el gobierno Federal en los grandes proyectos que se construyen en el sur del país, como el mismo Tren Maya y que han jalado mucho del personal que antes se empleaba en obra.

En el caso de las tiendas de autoservicio y departamentales, la oferta es diaria y la movilidad o rotación de personal los obliga a estar en constante contratación.

Estos sectores que ofrecen salarios de mil 700 pesos semanales por jornadas de ocho horas y con prestaciones de ley, son los que tienen mayor dificultad para completar sus nóminas, pues aunque tanto la Asociación Hotelera como la Canirac y otros sectores productivos afirman que los salarios son mejores que en otras regiones del país, la realidad es que muchos trabajadores obtienen una mejor paga por trabajos directos en negocios más pequeños o emprendimientos, que van desde un simple albañil que puede estar ganando hasta 4,500 pesos mensuales en obra, o personal de limpieza en el hogar que recibe de 400 y hasta 600 pesos por jornadas de tres y cuatro horas, que emplearse en alguno de estos negocios que además tienen horarios definidos y son jornadas más largas.

 

[email protected]

GCH

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram