Olivia Vázquez/CAMBIO 22

CANCUN, Q. ROO, 10 de abril.- Son miles de católicos en Cancún los que después de dos años de pandemia salieron a misa a celebrar el Domingo de Ramos que da inició a la Semana Santa que vuelve a reunir a feligreses en este destino.

Las familias completas llegan a las distintas iglesias de Cancún a bendecir los ramos e iniciar el proceso de reflexión y oración para llegar a la Semana Mayor de crucifixión y resurrección de Jesús Cristo.

En la Catedral de Cancún se tiene la mayor concentración y aunque la mayoría de los feligreses aún porta el cubrebocas en espacios abiertos, la relajación en torno a las reuniones masivas es clara y la mezcla de niños, adultos y mayores de edad se genera en medio de las misas que se están celebrando en todo Cancún.

Monseñor Pedro Pablo Elizondo, obispo de Cancún-Chetumal aseguró que este año especialmente, se percibe un mayor júbilo y participación de parte de la grey católica tras casi dos años de pandemia para superar esos momentos de incertidumbre y pérdida.

La gente quiere proclamar a Jesús Cristo y hacer una buena confesión en este tiempo de la Semana Santa son momentos de reconciliación con dios para estar sanos, vivo, contento y feliz en el alma”, dijo.

Esta reacción de participación se está dando a partir de este periodo de cuaresma, pues antes no se tenía tanta participación por el temor al contagio.

La asistencia de domingo de ramos, aumentó 10 a 15% incluso antes del 2019, en la Catedral de Cancún.

Sobre el resto de las celebraciones, especialmente la representación de viacrucis tradicional en Playa Delfines, el Mirador, refirió que este año será recortada la representación con dos o tres escenificación simplificadas en lugar de las 14 estaciones que siempre se tiene, por las mismas condiciones.

[email protected]

RAM

WhatsApp Telegram
Telegram
Diario Cambio 22 - Península Libre