• El presidente electo afirmó que Argentina “está al borde de la peor crisis de su historia”.

 

Redacción/CAMBIO 22

El presidente electo de Argentina, Javier Milei, continuó con su recorrido mediático para brindar detalles sobre su futura gestión y defendió su premisa de “poner las cuentas fiscales en orden”. En una entrevista televisiva con el canal TN, mencionó más empresas estatales que serían incluidas en su plan de privatización y reiteró que “el ajuste caerá sobre los gastos que hace la política”.

Además de las ventas de YPF y los medios de comunicación del sistema público, así como la entrega de Aerolíneas Argentinas a sus empleados, el representante de La Libertad Avanza (LLA) brindó ejemplos sobre las privatizaciones que podría implementar y recordó que Aguas y Saneamientos Argentinos (AySA) “era privada y funcionaba muy bien”.

También se refirió a los ferrocarriles, que cuando “eran privados eran los mejores del mundo”. “Todo lo que pueda estar en manos del sector privado va a estarlo”, dijo y sentenció: “Todo lo que hace el sector público lo hace mal”.

Mantiene la baja de impuestos

 

En otro tramo de la entrevista, Milei ratificó que mantendrá dos medidas lanzadas por el actual ministro de Economía y excandidato presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa. Se trata de la modificación del Impuesto a las Ganancias que elevó el mínimo no imponible y la reducción del IVA a los productos de la canasta básica.

“Vamos a bajar el gasto público para mantener el equilibrio fiscal. Las bajas de impuestos siempre favorecen a la gente. Nosotros vamos a una hipótesis de déficit financiero cero, pero vamos a ajustar más el gasto público en otro lado”, comentó.

En ese sentido, aseguró que “la Argentina está al borde de la peor crisis de su historia” y agregó: “El ajuste va a venir de todas maneras. Entonces, la pregunta es, ¿quién hace el ajuste? Históricamente, la política hizo que el ajuste lo pague el sector privado. Esta vez el ajuste lo va a tener que pagar la política. Va a recaer sobre el Estado, no sobre el sector privado”.

Ajuste en obra pública y aguinaldo

 

Como parte de ese ajuste que hará el Estado, el presidente electo de Argentina volvió a afirmar que “la obra pública se termina” porque no hay dinero. “Tenemos déficit fiscal de 15 puntos del PBI, es el más grande de la historia. Si no hacemos nada, terminamos en una hiperinflación“, advirtió, por lo que reiteró que “hay que recortar en las partidas que la política roba”, como la “obra pública”. “Van a tener que ser hechas por iniciativa privada. Hay que licitarla para que la haga el sector privado”, dijo y evaluó que “si nadie quiere hacerla, significa que esa obra no tenía sentido desde el punto de vista económico y alguien va a tener que explicar por qué hicieron una obra que nadie quería hacer”.

La falta de fondos en el Estado generó polémica en torno al pago de la mitad del Sueldo Anual Complementario a los empleados estatales, que se debe abonar en diciembre. “No hay plata”, sostuvo Milei, aunque insistió en que “a la gente no se toca, así que caerá el ajuste sobre los gastos que hace la política”.

Otro de los temas que el próximo mandatario tocó durante la entrevista fue la situación de quienes tomaron los créditos hipotecarios llamados UVA, que fueron lanzados por el Gobierno de Mauricio Macri en 2016 y que proponían que la cuota saldría lo mismo, o menos, que alquilar. Sin embargo con el paso del tiempo, el algoritmo se disparó al ritmo de la inflación.

“Usted tomó una decisión en términos de renta-riesgo y ahora como el resultado es adverso quieren que lo pague otro. Si tomó una decisión incorrecta, se tiene que hacer cargo”, advirtió a los deudores y preguntó: “¿El Gobierno les puso una pistola en la cabeza para que los tomen?”.

Juicio a la Corte Suprema

 

Por último, Milei se refirió al juicio político que se inició en el Congreso contra la Corte Suprema de Justicia y anunció que está “en contra de la persecución” al máximo tribunal. “De hecho, me manifesté en contra de lo que estaba haciendo el kirchnerismo”, recordó.

“Lo que quiero es una Corte Suprema que sea absolutamente independiente. Nuestro ministro de Justicia, [Mariano] Cúneo Libarona, está comprometido a llevar a cabo una reforma que profundice y que le dé independencia al Poder Judicial”, concluyó.

 

 

 

Fuente: RT

[email protected]

MRM