marzo 4, 2024 02:12

17.01 MXN

Renán Castro Madera, Director General

 

  • México es un país solidario y hospitalario, el refugio perfecto para quienes han huido de dictaduras.

 

Redacción/CAMBIO 22

México es un país solidario y hospitalario, el refugio perfecto para quienes han huido de dictaduras, persecuciones políticas, guerras, crisis económicas y otras tantas razones, por décadas nos hemos jactado de recibir a todo tipo de migrantes, y quienes vivimos aquí nos hemos acostumbrado a compartir el espacio y la vida con ellos.

No obstante, los procesos migratorios y las crisis se han modificado con el correr de los años y ahora, la ciudad de México se ha convertido en paso para quienes esperan llegar al norte y cruzar la frontera, pero en años recientes otros han decidido quedarse en la capital del país, ya sea en un refugio o en sus calles, fundamentalmente aquellos que vienen de Haití.

De acuerdo con cifras oficiales, en la ciudad hay 3 mil haitianos, se trata de la mayor cantidad de migrantes registrada hasta ahora, alrededor de mil 500 están en refugios, fundamentalmente de tipo religioso, así como en las centrales de camiones del norte y sur, o bien hospedados en hoteles y cuartos de la zona centro, particularmente de colonias como la Tabacalera, Guerrero o San Rafael.

Los haitianos son los migrantes que más solicitan asilo en México. Un buen número se le puede ver en las oficinas de la Comar, en la colonia Juárez, haciendo fila para realizar sus trámites y solicitar asilo, en la CDMX,

Sin embargo, la presencia de haitianos no se limita a la zona centro los podemos encontrar en todos lados, en los cruceros de las principales avenidas, en plazas públicas y también en el oriente, en especial en la alcaldía Iztapalapa.

Tanto ha crecido el problema que, en días pasados, vecinos de la alcaldía cerraron el cruce de Ermita Iztapalapa y Rojo Gómez para exigir se reubique la casa del migrante “Arcángel Rafael”, ubicada en la cerrada Lerdo No. 6; así como la renuncia del comisionado del Instituto Nacional de Migración, Francisco Garduño, pues señalan que la situación ya está rebasada.

Ahí los vecinos están molestos, no sólo por la cantidad de personas que ahora circulan por todos lados, sino porque su presencia se ha convertido en un verdadero problema que la autoridad no quiere ver y menos resolver. Los migrantes que se han asentado en Iztapalapa demandan una serie de servicios que la alcaldía no puede satisfacer, como el agua.

Además, representan focos de infección para todos los que viven y cruzan por los lugares donde se concentran como baquetas y camellones, por lo que la protesta vecinal comienza a darse.

El tema de fondo que se observa en Iztapalapa es consecuencia de la nula política migratoria que ha caracterizado a este gobierno quien dejó crecer la entrada de migrantes y ahora que los problemas comienzan a aparecer es omiso y les deja de dar atención digna, además de afectar a terceros.

El reto para el próximo gobierno será atender el fenómeno migratorio respetando los derechos de quienes vienen de otros países y atender las necesidades de quienes ya viven aquí, sin generar conflictos.

 

Fuente: EL HERALDO

[email protected]

NMT

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com