febrero 29, 2024 07:42

Renán Castro Madera, Director General

Redacción/CAMBIO 22 

Sobreviviendo a un agónico final, los Miami Heat vencieron este domingo 111-108 de visita a los Denver Nuggets y empataron a un triunfo por bando las Finales de la NBA.

El equipo de Jimmy Butler (21 puntos y 9 asistencias) y Bam Adebayo (21 puntos y 9 rebotes) logró un valioso triunfo en la cancha de los favoritos Nuggets y ahora hospedará los dos siguientes juegos de la serie, comenzando por el tercer juego el miércoles.

Los 41 puntos y 11 rebotes del serbio Nikola Jokic no fueron suficientes para los locales, que tuvieron una última opción para empatar pero Jamal Murray erró un triple a un segundo del final.

El Heat tenía como objetivo nivelar la serie que muchos pensaron en que Denver mantendría su hegemonía con un 2-0, pero el conjunto floridano salió decidido y muy certeros en sus disparos con 17 de sus 35 intentos de tiples anotados.

Miami ingresó a los Playoffs como el octavo sembrado en la Conferencia Este, comenzando así cada serie como visitante.

Nikola Jokic brilló, pero no fue suficiente

Una vez más, los Nuggets deben agradecer al serbio Nikola Jokic, pero en esta jornada no pudieron sacar provecho de sus 41 puntos.

Jokic venía de registrar su noveno triple-doble de los Playoffs, y sexto en sus últimos siete juegos, luego de acumular 27 puntos, 14 asistencias y 10 rebotes en el primer partido de las Finales.

El Heat, que habían acudido a la raya de sentencia en solo dos ocasiones para establecer un récord de postemporada de la NBA en el primer partido por la menor cantidad de intentos de tiros libres en un juego.

En esta ocasión tuvieron una excelente labor con los libres, con 18 encestes en 20 oportunidades.

El impulso fue colectivo para Miami, donde Butler también estuvo inmenso con 21 puntos y 9 asistencias para tomar más responsabilidad en el último cuarto, luego de que Adebayo volviera a ser ejemplar con 21 tantos y nueve rebotes.

Más agresividad, más habilidad y mejor defensa también fueron clave para encaminar la victoria de Miami.

Porque si los jugadores de Erik Spolestra no pudieron evitar que Jokic fuera arrollador, concentraron mucho esfuerzo en limitar el impacto de sus compañeros.

“Eso es una final. Sabemos que teníamos que hacer algo defensivamente. Esto es lo más importante para nosotros, porque también sabíamos que podemos marcar, tenemos confianza en nuestros jugadores”

 

 

Fuente AFP

redaccionqroo@diariocambio22

MRM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com