Redacción/CAMBIO 22

Con anotadores mundialistas, el Tri superó la Semifinales y volverá a disputar el juego decisivo del torneo de la Concacaf. Como en los viejos tiempos, la Selección Mexicana se impuso con autoridad y jerarquía por 3-0 a Jamaica con goles de Henry Martín, Luis Chávez y Roberto Alvarado para sellar su boleto a la Final de la Copa Oro, la cual se disputará el próximo domingo ante Panamá.

Habían pasado apenas 60 segundos cuando el Tri organizó el primer contragolpe con Luis Romo cambiando de lado la jugada, en donde apareció Jesús Gallardo, quien a su vez metió un centro al manchón penal a Henry Martín para definir en dos tiempos y sorprender a miles de aficionados que apenas iban ocupando sus asientos.

El Tri siguió atacando; el gol de vestidor no fue motivo para bajar la intensidad, al contrario, se motivaron y fueron por el segundo tanto y, en un nuevo contragolpe, Orbelín Pineda fue derribado en los límites del área, distancia donde Luis Chávez es especialista.

Y así fue, el mediocampista nacional recordó la obra de arte que plasmó en el Estadio de Lusail en la Copa del Mundo de Qatar, y con su zurda mágica la colgó del ángulo en un tiro imposible para Andre Blake, lo que incrementó la ventaja 2-0 a la media hora del partido.

Después al juego ya no le pasó nada hasta el tiempo de compensación, donde el Piojo Alvarado quedó de frente al arco para liquidar la serie en un momento donde México ya era otro en la cancha. Jaime Lozano modificó el parado para cuidar tarjetas y desgaste físico de algunos jugadores pensando en la Final.

 

 

Fuente: Record
[email protected]
MRM