• La Selección Mexicana necesitó de un gol en el último segundo y una tanda de penales para cumplir con la obligación de estar en Copa América.

 

 

Redacción/CAMBIO 22    

Dando más pena que gloria, a los tumbos en una noche que tenía tintes trágicos, en la que se falló todo lo humanamente posible, pero México obtuvo su boleto a la Copa América 2024 y a las Semifinales de la Nations League. Se necesitó de la “hazaña” de empatarle el global a Honduras hasta el minuto 90+11′ y de una tanda de penales para poder cumplir con la obligación.

Con un sufrimiento innecesario y, por momentos, con tintes masoquistas, ante una Selección de Honduras que se va del Estadio Azteca sintiéndose “robada”, con una bronca enorme hacia el arbitraje de Iván Barton, pero también totalmente superados en el campo desde el minuto 1. Tanto perder tiempo, eventualmente, les jugó en contra.

Nadie puede poner a discusión que México dominó el partido desde el primer segundo. También se notó que sería un martes muy largo para los asistentes, que ni cerca estuvieron de llenar el Coloso de Santa Úrsula, en donde una tromba puso más dramatismo, como si hiciera falta.

Uriel Antuna sin poner un centro con ventaja; Hirving Lozano desbordando, pero inefectivo como desde hace un rato vestido de verde; Henry Martín “cansando” defensas, pero sin opciones claras. Así se fue prácticamente todo el primer tiempo, entre lamentos de los espectadores, hasta que la zurda de Luis Chávez volvió a hacer magia.

En el minuto 43, el futbolista del Dínamo de Moscú regaló otra pincelada como aquella del Mundial contra Arabia. Un tiro libre, que esta vez se metió en la base del poste, para poner el 1-0 de México, lo que se necesitaba para irse al vestidor con la moral en alto, pero eso no solucionó la escandalosa inefectividad ante el marco rival.

En el complemento, Jaime Lozano mandó a la cancha a Santiago Giménez y Julián Quiñones. El del Feyenoord pasó prácticamente inadvertido, pero fue el recién naturalizado el que tuvo una noche desafortunada en su primer partido como local con la verde.

Dos clarísimas de gol que Quiñones falló, la primera en un mano a mano a la altura del manchón penal y la segunda dentro del área chica, estrellando la pelota en el único defensa que estaba en su camino. A eso sumemos yerros de Edson y César Montes de cabeza. La desesperación se apoderó de la gente, que otra vez usó el grito homofóbico, pero el árbitro Iván Barton nunca se dio por enterado o no quiso saberlo.

Parecía jugarse “hasta que el Tri empatara”. Cumplidos los 90′ reglamentarios se añadieron 9 minutos, pero, entre los “teatros” hondureños para que el reloj corriera y la “bondad” de Barton para con los locales, se llegó hasta el 90+11′, y fue hasta entonces que Edson Álvarez logró el 2-0 que se necesitaba desde un inicio para llegar al tiempo extra.

Penales del México vs Honduras

 

El estado anímico estaba totalmente con los mexicanos, pero, lejos de ir con todo por el tercero en los 30′ de agregado, dejaron transcurrir todo ese tiempo, aunado a una expulsión de Honduras por una entrada criminal contra César Huerta. Se llegó a los penales, esos que tantas jaquecas han causado a la afición en el pasado.

Para seguir con el “relajo Concacafquiano”, el cobró del Chino Huerta se repitió tres veces porque el portero hondureño se adelantó. En las dos primeras, el de Pumas se pasó de “sobrado” y le atajaron, hasta que en la tercera pudo hacerlo válido. Los centroamericanos fallaron el cuarto de la tanda y así se dictó que México estará en Copa América con poquito que celebrar, mientras Honduras irá al Repechaje para buscar uno de los dos últimos cupos.

 

 

Fuente: Fox Sport

[email protected]

MRM