• Los destinos, sobre todo aquellos que suelen recibir con cierta periodicidad a viajeros y visitantes de negocios, deben recurrir a la creatividad para destacar en este sector que en 2019 dejó una derrama de 25 mil millones de dólares, equivalentes a 1.6% del PIB Nacional, de acuerdo con expertos.

Redacción/CAMBIO 22 

Después de la pandemia, los viajeros de placer y de negocios buscan novedades, y ese es el reto principal de la industria de turismo y de reuniones de México, de acuerdo con Eleonora García, directora de IBTM Americas.

“Si estuvimos 8 meses, o un año, en medio de cuatro paredes, con la misma gente, viendo el mismo cuadro, y la misma computadora, hoy lo que queremos es justo tener nuevas experiencias”, sostiene en entrevista la experta de la expo internacional de especialistas en reuniones y eventos.

Así, los destinos, sobre todo aquellos que suelen recibir con cierta periodicidad a viajeros y visitantes de negocios, deben recurrir a la creatividad para destacar en este sector que en 2019 dejó una derrama de 25 mil millones de dólares, equivalentes a 1.6% del PIB Nacional.

Si se trata de Acapulco, ya no basta con ofrecer “La Quebrada”. Si se trata de los Cabos, nos bastan las playas bonitas, ejemplifica García.

Respecto a sobre quién recae la responsabilidad de la creación de nuevas experiencias en los destinos, Eleonora García asegura que las ideas deben surgir en la cadena de valor.

“La propuesta (de nuevas experiencias) debe salir de un prestador de servicio, que puede ser un transportista, una empresa local, o de los expertos que tienen la visión de conectar puntos o atracciones”, expone.

También, agrega García, en la estrategia en favor del turismo de reuniones, las alianzas estratégicas son clave.

La cadena de valor, incluyendo a figuras como transportistas, touroperadores y artesanos, debe guardar una sinergia, de forma que además de ofrecer nuevas experiencias, no se decepcione al viajero.

Si no hay una alianza evidente, el turista ya no va a regresar, advierte la experta.

 

 

 

Fuente Forbes

[email protected]

MRM