Redacción/CAMBIO 22

CHETUMAL, 10 de febero.-  La XXXIV Zona Militar con sede en Chetumal aumentó de 8 a 17 las bases de operaciones en Quintana Roo, como parte de un reforzamiento de las medidas de seguridad en la región, derivado de la presencia de células delictivas locales que han generado hechos de inseguridad que ya están siendo atendidos, afirmó el General de Brigada Diplomado de Estado Mayor Héctor Jiménez Aldana, comandante de esta zona militar.

El jefe militar afirmó que los recientes hechos delictivos son focos rojos para la Sedena, los cuales tienen bien identificados, aunque dijo que no están catalogados como células delincuenciales de gran magnitud, sino que son grupos focalizados aislados.

Inclusive, cuestionado sobre los últimos grupos de hombres armados que se ubicaron en la región del río Hondo en días pasados, que inclusive retuvieron y lesionaron al comandante de la Policía Rural, el general reconoció que si hay focos rojos, pero hasta la fecha en la zona sur se han identificado grupos locales delictivos, quienes están aumentando su presencia como grupos armados.

Manifestó que por esa razón la Sedena ha incrementado su presencia con el despliegue de un mayor número de efectivos y la instalación de 9 bases de operaciones más en el estado, y se está actuando en conjunto con la Guardia Nacional.

Antes se tenían 8 bases de operaciones y con el aumento de 9 más se llega a 17 bases en total en Quintana Roo.

“Estamos trabajando en ello, nuestras unidades del Ejército desplegadas en coordinación con la Guardia Nacional están resguardando estos puntos y se intensificó ahorita nuestro despliegue en el punto donde se localizaron estos delincuentes”, afirmó.

“Ahorita estamos patrullando este punto porque sabemos que si hubo uno va haber otro pero esperemos que no”, concluyó

 

[email protected]

GCH