Redacción/CAMBIO 22

MADRID, 2 de junio.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha ordenado este jueves incrementar las operaciones militares y policiales para desarticular completamente a los grupos TANCOL –acrónimo que emplean las autoridades venezolanas para hacer referencia a terroristas narcotraficantes colombianos–.

Asimismo, Maduro ha mandado nuevas operaciones militares en la parte oriental del país “para proteger los mares de Anzoátegui, Sucre y Delta Amacuro, de los grupos paramilitares”, durante un balance de la operación ‘Escudo Bolivariano 2022’, difundido en sus redes sociales.

El comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), Domingo Hernández Lárez, ha precisado que las Fuerzas Armadas de Venezuela han desmantelado en lo que llevamos de año, 257 campamentos de las milicias colombianas, de ellos, 202 correspondían a la fabricación de explosivos, 32 a servicios logísticos y 23 se utilizaban para el procesamiento de estupefacientes.

Además, en los estados fronterizos de Apure, Táchira y Zulia, el Ejército venezolano desactivó 1.360 artefactos explosivos.

En este sentido, Maduro ha dicho que Estados Unidos considera a Colombia como su aliado, “y por ello nosotros y otros países tenemos que dar la batalla contra los narcotraficantes colombianos”, ha recalcado.

“Venezuela es víctima de una agresión, a veces silenciosa, a veces abierta del terrorismo y el narcotráfico colombiano”, ha enfatizado el mandatario.

A su juicio, en Venezuela hay “conspiraciones contra la industria petrolera y las refinerías, contra el servicio eléctrico, contra la paz, la seguridad. Conspiraciones con bandas delincuenciales para atacar centros policiales y ha sucedido en algunos lugares”, ha remachado.

“Los TANCOL son enemigos de Venezuela, son enemigos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, ha sentenciado.

 

Fuente: Europa Press
[email protected]

RHM