mayo 20, 2024 19:58

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 20, 2024 19:58

  • Considerada por sus contemporáneos una mujer de extraordinaria belleza, recibió una esmerada y refinada educación.
  • Cuando su padre, Rodrigo Borgia, alcanzó el pontificado con el nombre de Alejandro VI, Lucrecia se convirtióen un valioso peón en las intrigas palaciegas y las políticas matrimoniales de su familia.

 

Redacción/CAMBIO 22

La población italiana de Subiaco vio nacer a Lucrecia Borgia el 18 de abril de 1480. Tal vez una de las mujeres más calumniadas de la historia.

La hija del papa Alejandro VI fue acusada de todo tipo de atrocidades durante varios los siglos –incluso se llegó a decir que poseía un anillo hueco para contener venenos y verterlos convenientemente en la copa de algún infortunado–. Ya en pleno siglo XIX, incluso el famoso dramaturgo francés Victor Hugo la definió como una mujer viciosa, despiadada y maestra en venenos a pesar de que, evidentemente, no pudo conocerla en persona.

Con sólo 11 años la prometieron en matrimonio y la casaron a los 13. A los 16 la obligaron a separarse de su marido. A los 18 la desposaron por segunda vez. El tercer casamiento fue a los 22 años, siempre por intereses políticos.

Lucrecia Borgia nunca pudo elegir.

Había nacido en Subiaco, una localidad cercana a Roma, en abril de 1480.

Era una niña de cabellos rubios y ojos de un azul grisáceo, hija del cardenal Rodrigo Borgia, futuro Papa Alejandro VI y de Vannozza Cattanei.

Lucrecia se crió junto a una sobrina del Papa, Adriana, en el palacio de Milà Orsini, una de las familias más Nobles de Roma. Como toda dama del Renacimiento, recibió una refinada Educación, que incluía

Música, Literatura y Latín.

Italia era en ese momento un país fragmentado en varios principados, y al Papa Alejandro VI le interesaba aliarse con los Sforza de Milán, así que casó a Lucrecia con Giovanni Sforza. Con el cambio de intereses políticos, al poco tiempo, el Papa declaró nulo el matrimonio, por lo cual los Sforza comenzaron una campaña de difamación contra Lucrecia, que pasó un tiempo en un convento.

Salió de allí y la hicieron casar con Alfonso de Aragón, ésta vez si enamorada.

Otra nueva marea de intereses, llevó a que su hermano César Borgia, mande a asesinar a Alfonso, cuya muerte la afectó profundamente.

Finalmente, su tercer matrimonio, acordado con Alfonso D’Este, el heredero del Ducado de Ferrara, le permitió alejarse de las intrigas de su padre y su familia y vivir tranquila ya como Duquesa consorte.

Su Corte se convirtió en el centro de reunión de Artistas y Poetas, y ella misma se convirtió en una gran mecenas de las Artes.

Fue muy querida por su Pueblo y presidió la Comisión de las Súplicas, fundando más tarde el primer monte de piedad de Ferrara para ayudar a los más necesitados.

Un 24 de Junio de 1519 a los 39 años, luego de un difícil parto, Lucrecia murió.

Durante cinco siglos, su leyenda negra la persiguió, con el estigma de ser una Mujer ambiciosa, sin escrúpulos envenenadora e incestuosa.

En el siglo XIX, Obras de Víctor Hugo y Alejandro Dumas, ayudaron a mantener ese mito.

Una vida que fue llevada desde la Literatura hasta la Música, y desde el Cine hasta la TV y los videojuegos.

En realidad Lucrecia fue una Mujer cuya belleza inmortalizó

Il Pinturicchio para su Disputa de Santa Catalina y Tiziano en La adoración de los Magos, Culta y Valiente, en un tiempo peligroso que le tocó vivir, como una importante pieza del Ajedrez de los Borgia…

 

 

 

Fuente: National Geographic

[email protected]

MRM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com