Yolanda Gutiérrez/CAMBIO 22

ISLA MUJERES, Q.ROO, 27 de enero.- Amaneció Isla Mujeres pasada por agua, con  precipitaciones que no cesaron durante toda la mañana, ante la desolación de los prestadores turísticos, que resintieron una baja en la demanda de sus productos y servicios.

Mejor les fue a los restaurantes y cafeterías, que registraron una mediana ocupación en sus mesas, ya que los turistas más madrugadores optaron por esperar que amainasen las lluvias mientras desayunaban o simplemente consumían alguna bebida caliente, acorde con la situación meteorológica.

Incómodo momento pasaron los pasajeros de los barcos de ruta al tener que atravesar el tramo que separa las embarcaciones de la terminal marítima bajo el agua.

En diferentes puntos de la ciudad, tanto en el centro como en las colonias, se registraron encharcamientos que dificultaban la circulación a los vehículos y transeúntes.

El campo de béisbol “El Pescador” quedó completamente inundado y más parecía una marisma que un espacio deportivo; jugadores y aficionados al rey de los deportes se muestran inquietos y esperan que el estadio se encuentre en condiciones para el domingo, día que se tiene programado el encuentro de la Liga de Primera Fuerza de Cancún entre “Langosteros” y “Vaqueros”.

Fuentes de Protección Civil expresaron que debido a los efectos del frente frío número 27 se esperan más lluvias fuertes a lo largo del día y exhortaron a la población en general a no tirar basura en las calles.

Llamaron a la población a poner de su parte y no arrojar basura a las calles, así como evitar sacar sus desechos cuando el camión ya ha pasado.

[email protected]

 

JFCB