► Reportan presencia de comandos armados en El Gallito, Miguel Alemán y Río Verde

► La Fiscalía busca a un joven privado de la libertad y las autoridades permanecen en alerta, sin información oficial

 

Redacción/CAMBIO 22

CHETUMAL, 18 de mayo.- Durante la madrugada de este sábado 18 de mayo, las comunidades de El Gallito, Miguel Alemán y Río Verde fueron escenario de situaciones violentas protagonizadas por comandos armados. De acuerdo con la información, en dichas comunidades se registraron varios intentos de privación ilegal de la libertad, concretándose únicamente uno.

La Fiscalía General del Estado activó una ficha de búsqueda para la próxima localización de Eduardo Alejandro Ponce Pardo, un joven de 20 años de edad, quien aparentemente era privado de su libertad en la carretera que comunica las comunidades de Miguel Alemán y Río Verde. Según la dependencia, Eduardo tiene tez morena, complexión delgada, cabello negro lacio y corto, y ojos medianos de color negro. Mide alrededor de 1,84 m, pesa 75 kg y tiene un quiste en la mano izquierda. Al momento de su desaparición, vestía un pantalón negro desgastado.

Estos hechos violentos se suman a la reciente ejecución de dos empleados del municipio de Bacalar. El jueves 15 de mayo a las 22:44 horas, un comando armado ingresó a un domicilio ubicado en la avenida 21, entre las calles 14 y 16 de la cabecera municipal. Testigos informaron que el inmueble, situado en el Boulevard Costero, fue atacado con disparos de alto calibre, sembrando el terror en la zona. En el lugar, los agresores se llevaron a la fuerza y a punta de golpes a la señora Marina Coronel y a su sobrino José Roberto Coronel, ambos trabajadores del equipo administrativo del presidente municipal de Bacalar, José Alfredo Contreras Méndez.

Hasta el momento, no se tiene una versión oficial sobre estos incidentes registrados en las comunidades del sur de Quintana Roo. Las autoridades se encuentran en alerta, pero aún no han publicado información que esclarezca la violenta jornada que vive el municipio de Bacalar.

 

redaccion@diariocambio22.mx

JFCB