Olivia Vázquez/CAMBIO 22

CANCUN, 29 de mayo.- Ya son diez meses de que los cancunenses enfrentan los mayores atores viales en las principales vías de comunicación de Cancún por el avance de las obras magnas que es están realizando en el destino.  La remodelación del Bulevar Luis Donaldo Colosio y el Puente de la Laguna Nichupté, obliga a la población a tomar sus previsiones para enfrentar en horas picos fuertes cuellos de botella que los atora o retrasa casi una hora o más en las arterias que tienen esta remodelación.

La rehabilitación del bulevar Luis Donaldo Colosio, inició en agosto pasado con las primeras adecuaciones al camellón y las desviaciones para dar paso a las obras de reencarpetamiento de la vía principal de acceso al destino.

Junto con ello, las obras del modo de conexión con el Aeropuerto Internacional también arrancaron y la construcción de lo que será el puente Nichupté que ya reporta un avance del 20% y que ha llegado al agua en sus primeras maniobras de construcción, lo que mantiene la rampa pública de salida emergente de embarcaciones cerrado o restringuido al náutico, pues por ahí ingresa el material que se está utilizando para la construcción.

En el bulevar Colosio, las obras ya se extienden desde el puente de conexión del Aeropuerto de Cancún hasta la fuente del Ceviche donde abarcará la remodelación, lo que mantiene ese largo tramo en constante modificación de vialidad, con conos que por algunas horas permite el paso de dos y hasta los tres carriles y por otras horas se ven reducidos a dos, conforme avanza la obra.

La rehabilitación por ahora sólo mantiene dos posibilidades de retorno en la vialidad, que son por Alfredo V. Bonfil y hasta el modo del aeropuerto, lo que obliga a dar una larga vuelta si se quiere retornar.

En algunos tramos ya se está colocando la banqueta que dividirá la arteria vial, pero en general ningún tramo de 1.5 kilómetros como avanzó el proyecto, se encuentra totalmente concluído.

La obra del Gobierno Federal alcanzará una inversión de mil millones de pesos y está al cargo de Cemex, en tanto el puente de la Laguna, la rehabilitación del Puente del Aeropuerto y la avenida chacmol, están al cargo de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) y todas están en pleno proceso de construcción lo que anuda la vialidad de este destino de manera temporal.

De hecho, la avenida Chacmol, se construye en un tramo que conectaría a la avenida Huayacán con la Colosio, sin embargo para los cancunenses, la avenida Chacmool, es donde pasa la ciclovía recién construida para la población, generando confusión en la misma que cree que la ampliación de la avenida chacmol por las regiones 500 podría interconectar con la Huayacán, situación que no es así.

 

[email protected]

JFCB