Redacción/CAMBIO 22

Las aguas del lago italiano del Averno, situado en un cráter volcánico, se han teñido de un color similar al de la sangre. Sin embargo, científicos advierten que es un fenómeno cíclico y que no hay causa de preocupación, informa Corriere del Mezzogiorno.

Desde principios de marzo, la coloración del lago, localizado en la zona protegida del Parque Regional de Campi Flegrei de Italia, ha comenzado cambiar.

Aunque algunos han sugerido que se trataría de un vertido ilegal o un derrame químico, los científicos han llegado a la conclusión de que el cambio de color se debe a la floración estacional de algas y al enriquecimiento excesivo de nutrientes.

 

Fuente: RT

GCH

WhatsApp Telegram
Telegram
Diario Cambio 22 - Península Libre