Redacción/CAMBIO 22

Desde 1998, expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realizan excavaciones y estudios en Chichén Viejo y por fin este 2023, la zona arqueológica abrirá sus puertas al público.

Recordemos que dicha zona es parte de Chichén Itzá. Esta famosa ciudad maya cuenta con una vasta superficie y unos 13 complejos arquitectónicos adyacentes ubicados alrededor de su principal centro ceremonial.

Así, Chichén Viejo se ubica a 800 metros al sur del edificio de las Monjas, abarcando un área aproximada de 150 metros; y los estudiosos afirman que su ocupación inició en el siglo cinco de nuestra era.

Destacan también sus seis accesos, el principal en forma de un gran arco con bóveda y muros redondeados.

Recientes descubrimientos en Chichén Viejo

El 10 de febrero de este año, el arqueólogo José Osorio León, investigador del INAH, declaró a la agencia de noticias EFE que su equipo había hecho un importante hallazgo: la tumba de un personaje de élite o gobernante, perteneciente a la dinastía maya de los Canules (Ah Canul), quien residió en ese lugar.

Seguidamente, la tumba maya se encontró dentro de una estructura con capas de piedra y en su interior se descubrieron cinco mandíbulas conservadas, aunque no se hallaron huesos largos pues todo estaba quemado. También se encontraron collares de jade, puntas de lanza y vasijas.

Asimismo, los expertos han logrado descifrar la simbología en edificios que asemejan códices de piedra.

Así, Chichén Viejo se ubica a 800 metros al sur del edificio de las Monjas, abarcando un área aproximada de 150 metros; y los estudiosos afirman que su ocupación inició en el siglo cinco de nuestra era.

Además, el complejo está formado por unas 20 estructuras; las principales son:

El Templo de la Serie Inicial.

El Palacio de los Falos.

La Casa de los Caracoles.

La Galería de los Monos.

La Casa de la Luna.

Destacan también sus seis accesos, el principal en forma de un gran arco con bóveda y muros redondeados.

Atlantes en el Templo de la Serie Inicial en Chichén Viejo.

Seguidamente, la tumba maya se encontró dentro de una estructura con capas de piedra y en su interior se descubrieron cinco mandíbulas conservadas, aunque no se hallaron huesos largos pues todo estaba quemado. También se encontraron collares de jade, puntas de lanza y vasijas.

Asimismo, los expertos han logrado descifrar la simbología en edificios que asemejan códices de piedra.

La magnífica decoración de los edificios de la zona

Cuando Chichén Viejo sea abierto al público, los visitantes podrán disfrutar decoraciones arquitectónicas únicas en sus estructuras, por ejemplo, en algunas edificaciones se pueden apreciar ancianos ricamente ataviados que portan en sus espaldas caracoles y caparazones de tortuga. Según arqueólogos del INAH, estas figuras encarnaban a los cargadores de los puntos cardinales, quienes además eran representados por monos, abejas y caracoles.

De igual forma, en la Casa de los Caracoles destaca un personaje mitológico, que con su masculinidad forma una enredadera, lo que se interpreta como culto a la creación.

Por último, en otro edificio pervive un personaje con un penacho sobre una banda celeste, de la cual surge una liana que rodea todo el friso y a su alrededor hay monos sentados, pájaros carpinteros y semillas de cacao.

Se espera que Chichén Viejo abra sus puertas este 2023, como un atractivo más que impulse el nutrido turismo cultural de la región.

 

Fuente: Mexicodesconocido

[email protected]

GCH