Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 6 de junio.- En la reciente visita que realizó Dolores Barrientos Alemán, representante en México del Programa de las Naciones Unidas por el Medio Ambiente a la zona sur del estado, se dejó de manifiesto que la entidad, se encuentra catalogada en el país, como un foco rojo de contaminación plástica.

Esta situación, se debe a que se siguen encontrando grandes cantidades de tapas, platos, cucharas, tenedores, vasos, botellas de refrescos y colillas de cigarros, por lo que dijo, se deben reforzar las acciones para contrarrestar esta situación e ir eliminando el uso de plásticos desechables y así mitigar los desechos que se generan en las playas, mar, ríos, lagunas y cenotes.

Sin embargo, el titular de la Procuraduría de Protección al Ambiente (PPA) Alonso Fernández Lemmen-Meyer, reconoció que con el cambio de administración los operativos de verificación se suspendieron, que es lo que pudo haber influido a que se genere un retroceso en la erradicación de los plásticos de un solo uso, por lo que aseguró en breve, retomarán las inspecciones en los 11 municipios.

“Vamos a reiniciar con operativos en todo el estado, por el cambio de gobierno y todo lo que implica la entrega recepción se suspendieron momentáneamente pero los retomaremos, sabemos que se siguen vendiendo desechables y comenzaremos a emitir avisos a todos los comercios y tiendas de conveniencia, a fin de especificarles cuáles son los plásticos que tienen que ser retirados y así evitar malos entendidos; no seremos tan agresivos de llegar y sancionar, nos apegaremos a la buena voluntad de los comerciantes para adoptar la ley que prohíbe el uso de los plásticos primero.”

La Ley para la Prevención, Gestión Integral y Economía Circular de los Residuos del Estado de Quintana Roo, se aprobó desde el 2019, pero se otorgó una prórroga que se extendió por la contingencia sanitaria la cual venció en enero de 2022 cuando se publicaron los dos reglamentos de aplicación, aunque los ayuntamientos han incumplido con el plazo otorgado por la Ley para implementar la reglamentación y aplicar las sanciones correspondientes, porque no cuentan con la normatividad para hacerlo.

“La Ley de prohibición de plásticos entró en vigor en el 2019 y después los ayuntamientos consiguieron una prórroga de un año para la implementación de la reglamentación, después vino la pandemia, el cambio de gobierno y se suspendió todo este proceso, incumpliendo el plazo para hacerlos y aplicar sanciones, pero no es fácil mantenerse al día y más cuando se trata de reglamentos muy costosos, tampoco se trata de doblarles las manos, se trata de trabajar juntos y apoyarlos y es lo que vamos a hacer.”

Antes del cambio de gobierno y hasta julio de 2022, se había logrado detectar incumplimiento en al menos el 50% de todos los negocios establecidos que se visitaron, aplicando multas que iban desde los 40 mil hasta los 100 mil pesos y se aseguraron más de 400 mil productos de unicel y de plástico.

 

 

[email protected]

JFCB