▶La consulta concluye el 17 de junio

 

Olivia Vázquez/CAMBIO 22

CANCUN, Q. ROO, 30 de mayo.- La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que se presentó para el Tramo cinco sur del Tren Maya y que se encuentra en periodo de consulta pública en la Semarnat, concluye que el proyecto producirá impactos ambientales no significativos y/o relevantes y en ninguna etapa del proyecto se prevén impactos irreversibles o irremediables, todos son mitigables y/o compensables.

La evaluación ambiental que se realiza a destiempo por parte de la autoridad, revela que el proyecto tiene su mayor riesgo en Chemuyil, donde se encuentran las mayores cavernas y toda la influencia del sistema subacuático.

Este proyecto- según el análisis ambiental con clave 23QR2022V0020,- tiene previsto que los trabajos de construcción inicien una vez obtenidas las autorizaciones en materia de impacto ambiental, sin embargo hace más de tres meses iniciaron obra tomando en cuenta el trabajo previo que se realizó en el camellón central de la carretera federal entrando a Playa del Carmen.

La duración para la ejecución de las obras se plantea para 24 meses para una obra que tendrá una vida útil de 50 años aproximadamente, periodo que se podría extender con mantenimiento.

El análisis ambiental, consta de más de 300 hojas que refieren todo tipo de estudios relacionados con el sistema hidrológico, kárstico, urbano, flora y fauna, contaminación acústica, de aire y demás elementos, además de estar acompañado de elementos como todas las firmas de miles de ejidatarios y líderes de comunidades indígenas que participaron en la consulta y diferentes reuniones ejidales.

El estudio ambiental va detallando cada uno de los impactos que se podrían dar en tres etapas; preparación, construcción y operación de la vía ferrea, desde el impacto ambiental global y costo-beneficio social.

Entre los datos más relevantes que se destacan en la MIA está la ubicación de la zona de mayor riesgo para desarrollar el proyecto entre la población de Chemuyil y el extremo sur del trazo, donde las cavernas tienen la mayor densidad y dimensiones y todo el sistema de agua.

Los datos generales del proyecto, refieren que el Tramo 5 sur cuenta con una longitud de 67.67 km. Las principales áreas urbanas que recorre el trazo corresponden a Playa del Carmen, Puerto Aventuras y Tulum. 

De los aspectos que evalua están contaminación acústica, afectación al sistema kárstico por hundimientos y derrumbes en las zonas de riesgo, afectación a la integridad física de los cenotes , Afectación del suelo, y de individuos de fauna silvestre por uso de maquinaria. Yacimientos arqueológicos, desmantelamiento y modificación de sitios naturales o monumentos, entre otros más como calidad del aire, cambio de uso de suelo y demás.

De la descripción analizada se refieren que se han identificaron 37 impactos ambientales derivados de las 280 interacciones, estos impactos se presentan en las diferentes etapas del proyecto. 

Califica de adverso moderado el riesgo de hundimiento y derrumbes

Especificamente en el sistema kárstico que rodea toda la ruta, se menciona que si existen riesgos de hundimientos y derrumbes en la zona, sin embargo este impacto fue valorado como Adverso moderado, considerando el riesgo de hundimientos y derrumbes durante las etapas de preparación del sitio y construcción. 

Las condiciones de suelos y basamentos de origen calcáreos le otorgan al área una condición de peligrosidad intrínseca relacionada con la solubilidad de dichos sustratos, es decir, el relieve kárstico es un elemento detonante de los hundimientos superficiales del territorio 

Considerando el trazo evaluado en este documento, la población de Chemuyil en un tramo de 16.5 kilómetros, rumbo a la carretera 109, se identifica como la zona más vulnerable y en donde se tienen identificadas 9 cuevas o segmentos de las mismas, considerando por supuesto las que han sido registradas. 

La afectación también se evalua con el riesgo de vibraciones por la operación del tren, y el peso del convoy, la frecuencia e intensidad de vibración, desvíos involuntarios del flujo de agua subterránea, y descenso del manto freático; todos estos como factores que pueden promover el colapso de cavidades existentes en toda la extensión del trazo del Tramo 5 Sur. 

Cartografía de sistemas subacuáticos

De acuerdo con la cartografía de los sistemas subacuáticos explorados, la zona de mayor riesgo corresponde a Chemuyil y el extremo sur del trazo, donde las cavernas tienen la mayor densidad y dimensiones en relación con el resto de la trayectoria del proyecto. 

En este punto menciona que en algunos casos el techo de las cavernas se encuentra a pocos metros de la superficie, y que, según la cartografía publicada por los exploradores, cuentan con galerías y ramificaciones que pueden alcanzar más de 120 m de profundidad.

Estos análisis se van detallando para concluir en la MIA que a partir de la evaluación de los impactos ambientales que generará el proyecto sobre todas las componentes de los factores geoformas y agua que integran el Sistema Ambiental Regional, se concluye que en total se generarán impactos ambientales no significativos y/o relevantes, sin embargo, en ninguna etapa del proyecto se prevén impactos irreversibles o irremediables, todos los impactos observados son impactos mitigables y/o compensables. 

El proyecto no representa riesgos significativos a los sistemas kársticos, puesto que se considera en su diseño las medidas estructurales necesarias para mitigar los riesgos de construcción, operación y ambientales. El proyecto no se considera causal en relación al desequilibrio eco-hidrológico, ya que se estima que no provoque alguna alteración importante dentro del Sistema Ambiental Regional y que esto eventualmente pueda derivar en impactos acumulativos, sinérgicos o residuales. 

En tanto se lleva al cabo esta consulta pública, el proyecto sigue avanzando en zonas como Candelaria Campeche, así como en Palenque-Escárcega donde se avanza en el terraplén y 155 kilómetros de terracería.

La consulta que inició el 23 de mayo concluirá el 17 de junio para después en un periodo corto se emita la autorización o no de la MIA del proyecto que ya está en obra.

 

[email protected]

GCH